Miércoles, 20 Octubre 2021
Concertar, limpiar, unir y componer

Concertar, limpiar, unir y componer Destacado

Por Jorge Gallardo

El Ecuador está descuajeringado, quién lo podrá des-descuajeringar; el des-descuajeringador que lo des-descuajeringüe, un buen des-descuajeringador será.

Mi madre y mis tíos sabían muchos trabalenguas y en casa, siendo niños, nos los enseñaban y disfrutábamos –si no concursábamos- repitiéndolos. Había unos famosos, como el del rey de Constantinopla y del cielo enladrillado, de los cuales he tomado su concepto básico para construir uno y referirme a la expresión del presidente Lasso: “a este país lo hemos encontrado descuajeringado”.

La palabreja da lugar a una serie de artículos de opinión y memes. Muchos desconocían de su existencia. La Real Academia de la Lengua Española (RAE), dice que es “descuidado en el aseo y el vestir” y también “desvencijar, desunir, desconcertar algo”.

Creo que no miente ni exagera Lasso. El Ecuador actual está roto, en lo humano y en lo material. No todo, pero bastante en lo humano es el resultado del “trabajo” realizado durante el largo gobierno de Correa, para desunir, dividir y enfrentarlos entre sí a los ecuatorianos, para poder él y los suyos reinar, y en lo material, parapetado en un estado de propaganda, despilfarrar la mayor cantidad de dinero que ingresó el Ecuador en toda su historia, y, de acuerdo con la sentencia que lo mantiene prófugo de la justicia, liderar la organización creada para delinquir. (Además, sólo como ejemplos: desmesurado endeudamiento externo, gasto de todos los ahorros, eliminación del subsidio para el IESS y reforma a la distribución del aporte de los afiliados).

Vive también el país una situación de desconcierto. Los ciudadanos no saben cómo reaccionar ni qué decir. Pero, por eso, no abandonan la esperanza de días mejores y que sus justos anhelos de bienestar se hagan realidad. Entonces, ahora cabe recomponer todo este sombrío y nada halagüeño panorama. Le toca a Lasso, que sí conocía que recibiría un país descuajeringado, convertirse en los 4 años de mandato en su des-descuajeringador.

No es tarea fácil. Sin embargo, con decisión, entereza y transparencia, su gobierno debe colocar al Ecuador en el sendero del progreso y del bienestar.

Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.