Mitos y verdades del Pterigium

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

Vista 08b4d

El Pterigium o comúnmente conocido como ‘carnosidad’ es una degeneración de la conjuntiva, que se presenta en personas que están expuestas al sol por largos periodos y sin la protección adecuada.

Muchas personas la confunden con la catarata, pero este es un trastorno a nivel del lente natural que existe dentro del ojo, que es el cristalino, mientras que el pterigium es externo.

Para aclarar toda duda o confusión sobre esta patología, el doctor Hugo Salcedo, cirujano oftalmólogo ha preparado los mitos y verdades de esta enfermedad ocular:

MITO 1: Puede provocar ceguera irreversible.

Verdad: Dependiendo del tamaño puede existir una pérdida leve a moderada de la visión. Llega a cubrir la córnea cuando ya es severo, pero la pérdida de visión es reversible una vez es intervenido quirúrgicamente.

MITO 2: Es contagioso

Verdad: El Pterigium es producto a una respuesta inflamatorio producto del tiempo de exposición a rayos ultravioletas; ambientes con mucho polvo/viento y a resequedad ocular.

MITO 3: Se puede quitar o curar con medicación natural.

Verdad: Siendo producto de un proceso inflamatorio no existe medicina que desvanezca el pterigium, medicamentos recetados por su médico puede disminuir los signos/síntomas del pterigium, mas no quitarlo. La única forma de retirar el pterigium es por vía quirúrgica.

MITO 4: Después de la cirugía no es necesario el uso de lubricantes oculares o protección ultravioleta.

Verdad: Las tasas de reincidencia (que aparezca nuevamente) de Pterigium con una técnica correcta son mínimas. Sin embargo, debemos retomar el por qué se presentó el pterigium, siendo una respuesta a agentes inflamatorios, debemos procurar mantener las medidas preventivas (uso de gafas de protección con rayos ultravioletas y el uso de lubricación) para prevenir que retornen

MITO 5: Después de una cirugía de Pterigium, experimentará un dolor excesivo durante el periodo de reposo y recuperación que durará hasta 3 semanas.

Verdad: La operación de Pterigium se recomienda que se la realice una vez cumplido los 40 años. El dolor es subjetivo, aunque la mayoría de pacientes no reportan dolor más allá de las 24-48 horas. La sensación de cuerpo extraño estará presente hasta el retiro de los puntos, los mismo que se pueden retirar entre la primera y segunda semana.

Cuáles son los signos de alerta que indican la aparición de Pterigium

De acuerdo al especialista de la Clínica Andes Visión, es de suma importancia estar atentos a ciertas molestias visuales que podrían indicar el aparecimiento de esta patología. Entre las cuales se destacan:

● Enrojecimiento de los ojos
● Sensación de cuerpos extraños en los ojos
● Lagrimeo constante
● Fotofobia (sensibilidad a la luz)
● Dolor ocasional
● Ardor

Tratamiento y recomendaciones:

“El tratamiento depende principalmente del tamaño y las molestias con las que se presenta el Pterigium, ya que se lo puede tratar a través de una cirugía o tratamiento médico (gotas lubricantes y anti inflamatorios)”, explicó el doctor Salcedo.

En cuanto a las recomendaciones:

○ Protegerse del sol adecuadamente con gafas de calidad y que tengan la garantía del filtro UV al 100% y deben ser polarizadas. Especialmente las personas que pasan mucho tiempo al aire libre, exponiéndose a la acción del sol, al polvo y a la contaminación.

○ Lubricar de manera adecuada y correcta los ojos. Si existe sequedad ocular, la lágrima no tiene suficiente calidad o segrega en cantidad insuficiente, es recomendable usar lágrimas artificiales (estas deben ser recetadas por el especialista, no automedicarse o adquirir cualquiera que ofrecen las farmacéuticas).

○ Es importante un diagnóstico diferencial del Pterigium con carcinomas conjuntivales que pueden ser de difícil descarte y consiste en un manejo distinto si no es realizado por un profesional.

 

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...