Expreso de Guayaquil

Malestar por cambios en cronograma escolar

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

WEB20190111EXPRESO-PORTADA_06cfb.jpg

Malestar e indignación originó en directivos, docentes, estudiantes y padres de familia del régimen Costa, un nuevo cronograma escolar que dispone la culminación de clases el 12 de febrero y no el 1 de ese mes como se había anunciado desde inicio del presente periodo lectivo.

Según las autoridades de las instituciones fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares, el documento fue enviado ayer desde los distritos educativos, para que ellos lo hagan conocer a la comunidad educativa. No obstante, en la página web del Ministerio de Educación seguía colgado el calendario que señala la culminación de clases el 1 de febrero.

Martha Córdova, presidenta de la Federación de Establecimientos Educativos Particulares Laicos (Fedepal), que agrupa a más de 70 colegios, fue la primera en alzar su voz de protesta. El año pasado ella lideró los diálogos entre directivos de planteles con el exministro de Educación, Fander Falconí, en el que se acordó iniciar el periodo lectivo en la Costa el 16 de abril de 2018 y culminarlo el 1 de febrero de 2019. Con ello se evitaría que los estudiantes tengan que asistir a clases durante el inicio del invierno y que contraigan enfermedades a consecuencia de las lluvias.

No obstante, Córdova dijo sentirse indignada por los cambios dados en el calendario, especialmente porque trastoca las labores de todos los sectores que deberán reajustar sus actividades privadas, académicas, extracurriculares, domésticas y hasta turísticas, para cumplir con lo ordenado.

El mismo pronunciamiento efectuó Abelardo García Calderón, director general del Instituto Particular Abdón Calderón (IPAC), quien explica que antes de iniciar las clases el plantel hizo conocer a la comunidad cuál sería la organización de las labores, conforme al cronograma recibido en ese momento.

“Ahora se trabajará más de los 200 días que es la disposición y se alterará la vida familiar de los alumnos, padres y docentes que pudieron haber tomado responsabilidades para realizarlas en sus vacaciones, que ahora se verían truncadas por la prolongación innecesaria del año lectivo”, anotó, tras cuestionar que en Quito se toman resoluciones insensatas y de espaldas al clima costeño.

Asimismo, Patricia Ayala, rectora del Liceo Panamericano, dijo estar sorprendida por esta decisión que perjudica los horarios planificados por todos.

“Estos cambios debieron haber sido consultados con profesores que también verán alteradas sus vacaciones”, opinó, al asegurar que hay un total desconocimiento de la realidad educativa por parte de quienes están a cargo de elaborar los cronogramas escolares.

Un docente de un colegio fiscal, quien pidió el anonimato, dijo estar preocupado porque no sabe cómo este sector enfrentará la estación lluviosa con los estudiantes en las aulas. “Al momento hay colegios públicos que están inundados con las primeras lluvias; imagínese qué pasará hasta el 12 de febrero cuando el invierno se torne fuerte”, manifestó.

María Mancero, madre de familia, se pregunta: “¿Si los exámenes estaban dados hasta el 1 de febrero, qué harán los alumnos del 2 al 12 de febrero? La medida es inconsulta y resulta un menosprecio al ser humano”, sostiene.

Hasta el cierre de esta edición, el Ministerio de Educación no se pronunciaba sobre esta situación. Se indicó que en las próximas horas emitirá un comunicado oficial.

Fuente: Expreso

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...