Cambios en Medios Públicos apuntan al pluralismo

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

El Telegrafo 83e3e

Los gremios, la ciudadanía y la academia coinciden en destacar la apertura y el pluralismo impulsados por diario público El Telégrafo, con la nueva administración que llegó en mayo de 2017.

En una suerte de sondeo que, casa afuera, matice y evalúe la tarea que cumple este medio de comunicación, en su afán de hacer un periodismo de calidad, se solicitó este viernes 9 de noviembre la opinión de diversos actores de la sociedad.

Por ejemplo, la titular de la Federación Nacional de Periodistas del Ecuador (Fenape), Nydia Susana Piedra, aseguró que han sido “loables los cambios en la línea editorial y en los contenidos de este Diario”.

Calificó como “saludable” para el periodismo que se incluyan voces que antes fueron ignoradas. “Ahora se nota una apertura a la opinión de quienes conformamos la sociedad civil. Se percibe una mayor libertad de expresión y de información”.

El impreso abrió espacios a los temas empresarial, universitario, al sector de la tierra y el mar, de la política, de la cultura, emprendimiento, jóvenes, tradiciones, interculturalidad, turismo, salud, reconstrucción, deporte y agricultores.


Una muestra de ello es la presencia de jóvenes emprendedores que han sido retratados en las páginas de la revista Desde Cero, que circula desde noviembre del 2017. Otro ejemplo es la página de Interculturalidad, que ofrece aspectos de la vida cotidiana de este país pluricultural, con la mirada puesta en los pueblos y nacionalidades.

Este diario descubrió en junio del 2018 a la niña superdotada de Manabí, ahora una de las más relevantes del país: Émily Ulloa, quien estaba invisibilizada incluso en su provincia. Un despliegue amplio en la revista Séptimo Día sirvió para que la contactaran empresas transnacionales fabricantes de juguetes. Ella es un personaje a seguir por su destreza en la robótica.

En las provincias también se recabó la percepción sobre este Diario. Desde Riobamba (Chimborazo), el periodista y docente Marcelo Jijón, quien ha dictado cátedra en la Universidad Nacional de Chimborazo, indicó que el periódico ha tenido una participación importante y más cercana a la academia. “Vemos a periodistas de El Telégrafo que dictan talleres para los estudiantes de comunicación sobre cómo ejercen su profesión”.

Según él, ahora observan un Diario más pluralista, cercano a la gente, “cuenta los hechos desde múltiples ópticas, lo cual es importante en el periodismo actual. El Telégrafo está más cerca de la gente y alejado del poder”, subrayó.

La academia resaltó la importancia de contar con medios públicos independientes, lo que constituye una tarea difícil porque se ha tergiversado su función e intentado confundir el acceso a la comunicación como un servicio, cuando se trata de un derecho humano.

El docente de la Universidad Andina Simón Bolívar, Gustavo Isch, señaló que le ha llamado la atención la apertura del periódico a voces distintas, proven

ientes de todos los entornos, que promueven la generación de opiniones diversas. “Además El Telégrafo hace un esfuerzo enorme para romper con una década en la que los medios públicos fueron utilizados como propaganda para el gobierno. Una cuestión inadmisible porque estaban para servir a una sociedad y no a un proyecto político”, recalcó.

Isch acotó que el país necesita contar con medios públicos independientes en los que participen actores sociales distintos, con ópticas diferentes. “Estos medios deben abrirse de los medios tradicionales o privados, que tienen una estructura empresarial”, señaló.

Según Isch, esos medios no son suficientes para recoger todos estos enfoques y “necesidades de la sociedad diversa que está en constante cambio”, dijo.

Recalcó que los medios públicos van por buen camino, “es una tarea difícil porque todavía golpea un esquema que durante 10 años usó a los medios públicos para generar un ambiente de acoso y de enfrentamiento entre ecuatorianos”. Estos nuevos aires se notan en el impreso con la publicación de notas de personajes que fueron perseguidos a todo nivel por el expresidente Rafael C., como el caricaturista Xavier Bonilla, conocido como Bonil.

En las páginas de este Diario él expresó por primera vez en una década sus puntos de vista, con libertad de opinión. Bonil se mostró complacido con este medio de comunicación que en el pasado se utilizaba para atacarlo.

El rector de la Universidad Andina, César Montaño Galarza, quien es articulista de este medio, recordó que fue víctima de El Telégrafo. “Este Diario, en la época correísta, seguía las directrices del expresidente, que lesionó nuestra autonomía universitaria”, subrayó.

Pero, aclaró, el diario público ahora tiene una línea editorial abierta que trasciende. “Se hace un esfuerzo por pasar de un medio de Gobierno a un medio del Estado. Hay un salto cualitativo enorme, lo que garantiza la participación activa de diferentes actores y sectores sociales, así como una variedad de enfoques que enriquecen al periódico”, recalcó.

El académico destacó su evaluación positiva a los cambios, con más apertura al pluralismo y a la calidad en los contenidos. “Medios como El Telégrafo ya no se usan para atacar o denigrar a alguien o para exponer un solo punto de vista, como sucedía en el régimen anterior. Ahora informan, comunican y orientan a la ciudadanía”, argumentó. (El Telégrafo)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...