Zoológico de Guayllabamba, una filosofía ambiental para la familia

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

ZOOLOGICO 265ee

Ubicado en las afueras de la capital de Ecuador, el Zoológico de Guayllabamba mantiene una filosofía que lo distingue entre otras instituciones de su tipo en el mundo, como es atender a los animales que llegan víctimas del tráfico humano y retornarlos a su hábitat a la mayor cantidad posible.

La misión del zoológico es educar para el tráfico de vida silvestre y a la cacería que es un gran problema
en el país, según Max Araujo, asistente de proyectos de conservación de esta instalación.

"Nuestro fin es cuidar a lo animales víctimas del tráfico, no fomentar la compra para la diversión del público. Nuestra filosofía es educar a la gente y mostrar lo que tenemos y que la familia disfrute", afirmó en entrevista con Andes.

Ubicado a poco más de 30 kilómetros de Quito, el Zoológico de Guayllabamba cumplió 21 años de existencia y está instalado en los predios del Municipio capitalino pero es administrado por la Fundación Zoológica del Ecuador y se sostiene solo con los recursos que se obtienen de la venta de las entradas.

Entre los 202 ejemplares que es posible apreciar en estos momentos allí y otro número impreciso que permanece en cuarentena, ninguno llegó tras ser cazado, sino que fueron rescatados de las manos de personas inescrupulosas y que ya no pueden ser devueltos a su entorno.

Solo en 2017 se recibieron 370 animales, lo cual representa casi uno por día. "Esos son los que se pudieron salvar. ¿Cuántos habrán sido traficados, cuántos habrán muerto en el proceso de tráfico, realmente es un problema a nivel nacional?, cuestionó.


Del total en exhibición, solo existen dos especies que no son autóctonas, como son los leones africanos y un avestruz, ya que no es una práctica de esta instalación la de adquirir animales exóticos. "Solo trabajamos con animales rescatados y por ende nativos", remarcó Araujo.

Este zoológico recibe cientos de visitantes cada semana, siendo el domingo el día de mayor afluencia con unas dos mil como promedio. "Por eso recomendamos a las familias venir el sábado, que hay menos cantidad de personas", acotó Araujo.

Unas dos horas le toma a un visitante hacer el recorrido. Los guías están apostados en puntos estratégicos a lo largo del camino para evacuar las dudas de los curiosos sobre cada uno de los ejemplares.

1 50e58

Verano para todos

En esta época de verano, el Zoológico de Guayllabamba presenta iniciativas para atraer a visitantes como el 2X1 para todos los lunes de este mes de agosto para niños y adultos mayores.

Además, se prevén actividades para los fines de semana, en particular el denominado 'Safari nocturno", los sábados en la noche.

"Lo que deben traer carpas, sleeping, aislante y una linterna. Tiene un valor de USD 35.00, que incluye la cena, el desayuno y todas las actividades que hacen dentro del zoológico", precisó Araujo.

Los visitantes también pueden dar de comer a los animales en lo que se denomina "Enriquecimiento ambiental".

"Hacemos piñatas con forma de cebra para los leones, con relleno de carne; los niños nos ayudan a rellenar la piñata, a pintarla y los adultos colaboran en la parte más complicada. También hacemos este enriquecimiento para los osos y distintos felinos", indicó.

Entre las novedades está el Olinguito, una nueva especie de carnínovoro descubierto en el mundo. El ejemplar que está en este zoológico es hembra y se llama Loly, la cual llegó hace algún tiempo tras ser rescatada.

"Como fue alimentada con biberón mucho tiempo, se 'improntó', es decir, ella piensa que es un ser humano más, entonces es difícil que vuelva a su hábitat y es por eso que debemos cuidarla. Es un animalito nocturno a la que los visitantes podrán conocer cuando está más activa en la noche", expuso.

En el programa organizado para esta época, es posible la visita a la Casa de los Animales Nocturnos y una fogata, de la cual disfrutan muchos quienes asisten al Safari.

Otras actividades que atraen al público son las sensoriales, donde hay que adivinar qué hay dentro de una 'Caja Sorpresa'.

El baño de tortugas Galápagos es una actividad muy solicitada y de la cual pueden disfrutar quienes organizan los cumpleaños en estas instalaciones.

"En verano, con días tan calurosos, es posible refrescar a las tortugas, por lo que organizamos estos baños donde los visitantes pueden hacerlo con guantes, cepillo y con la guía del veterinario. Esto tiene un costo adicional, que es destinado a sostener al zoológico", relató.

Está también la exhibición de aves rapaces, rescatados luego que fueran atacados por personas inescrupulosas y que ya no pueden regresar a su hábitat. (Andes)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...