Alias Amarillo registró en chats su vida en la selva

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

CAMION e4756

Geovanny Pérez había dejado la selva pocos días antes de su detención. La Policía lo apresó el 5 de abril de este año en la vía entre Santo Domingo de los Colorados y San Lorenzo, Esmeraldas. Su alias era Amarillo y fue descrito como el tercero al mando del frente narcoterrorista Óliver Sinisterra, que dirige Walther Arízala, alias Guacho.

Por dos meses se comunicó con su pareja, Aída Totoy, mediante chats de Whatsapp desde algún lugar de la selva. Evitaba mencionar el nombre.

Se cuidó mucho en no profundizar en las actividades que cumplía mientras estuvo prestando servicios al ‘viejo’. Un informe que consta en el expediente de investigación materializó los diálogos ocurridos entre febrero y marzo. La última comunicación es del 4 de abril. Pérez y Totoy son parte de 28 investigados por delincuencia organizada y terrorismo tras la destrucción del destacamento policial de San Lorenzo, el 27 de enero de este año.

La pareja se enviaba frases de amor, nostalgia, oraciones y bendiciones en medio de la incertidumbre por las acciones militares en la zona. Ella habla de su curso de conducción, sus visitas al médico para tener un bebé y la construcción de su casa. Él le cuenta que pasa ajetreado, cansado, que quisiera que ella vaya; “pero toca andar de noche”.

“Aquí está metido el Ejército y nos toca andar escondidos hasta que se vayan”, le cuenta. Son los días previos al secuestro de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, periodistas de El Comercio, y cuando Guacho hizo atentados en El Pan, Borbón y Mataje. En este último lugar hubo cuatro militares asesinados.

En el chat, él reacciona indignado por la detención de uno de los suyos. Ofrece poner una bomba para que no molesten. Ella lo tranquiliza y le pide que salga. Él responde que no puede, que le ofreció al ‘viejo’ y que dejarlo sería cobarde.

Cada semana ofrece que irá la siguiente, pero dice que los planes cambian. Uno de esos intentos por salir fue el 21 de marzo. “Estoy esperando que el viejo me dé plata para salir”, dice. Ella le aconseja que no tome la ruta de Mataje ni por El Pan porque hay muchos militares y policías. “Por la parroquia salgo”, la tranquiliza. Las conversaciones son más tensas con el paso de los días. Totoy advierte que hay retenes, pero él ya lo sabe.

En la investigación, Amarillo ha presentado certificaciones como empresario distribuidor de helados. Pero de eso no hay ni una palabra. De lo que sí habla es que “tengo dos kilos para vender, pero no hay plata acá”. Y le pide que a uno de los clientes le pida que “venga a Puerto Rico”.

Él pregunta qué dicen las noticias y es informado que “hay mucho control de parte y parte y hasta la DEA de Estados Unidos, por eso me da mucho miedo”. Amarillo responde que los ha visto en la frontera bien armados. Le cuenta que intentó salir “y me volví, mucho retén”. El ‘viejo’ me tiene trabajando duro, asegura.

Le cuenta que están buscando “una salida política con ellos. Ya van a enviar un delegado para tratar el tema”. Por esos días hubo intercambio de chats entre Guacho y un oficial de Policía con el pedido de una reunión para el cese de hostilidades. Aída le comenta que “quieren coger a todos por allá y meterse el Ejército a controlar”. “Sí, pero no pueden”, finaliza. Cuando él salió de la selva, a inicios de abril, aprendió la justificación que daría a los militares si le preguntan en un retén: la visita a la madre enferma.

Un agricultor resultó herido

Una persona de 28 años se recupera en el hospital Delfina Torres de Esmeraldas.

Según información de la Fuerza de Tarea Conjunta acantonada en esa provincia, el ciudadano, quien se habría descrito como agricultor de Mataje, San Lorenzo, fue encontrado a las 13:00 del martes.

Habría recibido una herida de arma de fuego en el lado colombiano y avanzó hasta Mataje a solicitar ayuda. Los primeros auxilios los recibió en San Lorenzo.

El herido se encuentra bajo custodia policial mientras se desarrollan las investigaciones y se confirma su identidad. Mataje es el sitio donde fue secuestrado el equipo de diario El Comercio.

(Expreso)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...