Tradiciones de fin de año en Ecuador

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

MONIGOTE 6ad79

El Ecuador entero se viste de fiesta la noche del 31 de diciembre y practica varias tradiciones y cábalas que armonizan la convivencia familiar y ahonda la esperanza en las bondades y satisfacciones del nuevo año por venir.

El principal atractivo es la quema del famoso año viejo, representado por un muñeco confeccionado con ropa cosida y vieja, relleno de aserrín o papel, o elaborado también con otros materiales; éste puede ser un personaje famoso de la política, el deporte, o alguien cercano a la familia, (amigos o “enemigos”), al cual la noche del 31, se lo quema, también se ponen en él una lista de cosas malas que se quemarán junto al monigote, se debe saltar sobre él, darle un par de patadas…

Huevo en la copa

También la gente sugiere que la mejor manera de saber que le depara el siguiente año es la tradición del huevo en la copa: justo a las 24:00 cuando el reloj haya dado su primer campanazo, se debe romper un huevo y verterlo en una copa de cristal con agua; al día siguiente, las formas que toma este dirán que sucederán, se advierten formas tan sencillas como velos de novia, hasta barcos piratas, aviones y tanques de guerra….

Otras cábalas

De acuerdo con el ritual, se debe comer una uva por cada una de las 12 campanadas que dé el reloj. Idealmente seis verdes y seis moradas. De esta forma, los anhelos y aspiraciones convierten en realidad.
Sentarse y volverse a parar con cada una de las 12 campanadas, para los que desean contraer matrimonio.

Colocar dinero dentro de los zapatos, o medias (puestos), trae prosperidad económica.
También el guardar un billete en la cartera, el cual no se debe gastar todo el año, logra que jamás quede vacía tu cartera.
Poniéndote la ropa interior al revés, “garantizarás” que el siguiente año, jamás te falte la ropa nueva.

Poner un anillo de oro en la copa de champaña con la que se hará el brindis: te asegurarás que no falte el dinero.
Encender velas de colores: las azules traen la paz; las amarillas, abundancia; las rojas, pasión; las verdes, salud; las blancas, claridad, y las naranjas, inteligencia.

Si se sale a la calle, tratar que la primera persona que se vea sea joven, ya que mientras menor sea, mayor será la felicidad.

Salir con una maleta justo a la media noche y dar por lo menos la vuelta a la manzana, te asegurará viajes el año siguiente.

Usar ropa interior amarilla “asegura” la felicidad y dichosos momentos. Es mayor la dicha, claro, si es que te regalan esa ropa.

Lavarse las manos con champaña y azúcar es para tener dinero. A las 24:00, se meten las manos a una fuente con azúcar. Luego se lavan con champaña.

Repartir espigas de trigo es símbolo de la abundancia. Lo ideal es repartirlas entre todos los asistentes (que todos tengan en las manos la media noche) y también esparcirlas por la casa.

Estas son algunas de las cábalas que la gente practica en fin de año, que dé o no resultado creo que es más una cuestión de fe y fuerza de convicción de cada persona que lo practica, sin embargo el hecho de realizar estas tradiciones mantienen viva la convivencia y la unión familiar, costumbres que han beneficiado la herencia histórica de los pueblos, y que nos mantienen unidos encontrando caminos de armonía, solidaridad, igualdad y fraternidad.

Fuente: La Hora

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...