Acnur: Ley de Movilidad Humana de Ecuador es 'la más completa' en trato a los refugiados

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

 Maria Clara Martin 28122017 0e2f60aaaacon video new

La Ley Orgánica de Movilidad Humana (LOMV) del Ecuador es una de “las más completas” en cuanto a las leyes “progresistas” que integra con respecto al trato de refugiados, afirmó este jueves las Representante en este país andino de la oficina del Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) María Clara Martín.

La LOMV fue aprobada por unanimidad en el Pleno del Legislativo ecuatoriano el 5 de enero de 2017 y es considerada a nivel nacional un reconocimiento al aporte social, económico y cultural realizado por los ecuatorianos residentes en el exterior y las personas en diferente situación de movilidad humana en esta nación.

Martín expuso a Andes su valoración sobre esta ley a la que calificó de “ejemplo para la región y para el mundo”, y elogió el trabajo en conjunto con el Gobierno ecuatoriano y la lucha contra la xenofobia, lo cual saludó recientemente desde su cuenta en Twitter por el trabajo con los refugiados.

¿Por qué la Acnur considera a Ecuador como un ejemplo con respecto al tratamiento a los refugiados?

No solamente es un ejemplo para la región, sino para el mundo. La región tiene ya una larga tradición de recibir refugiados y asilo, tiene leyes que son bastante progresistas y las formas de integrar a la gente que son progresistas. Ecuador, con su Ley de Movilidad Humana, que es la ley más completa que vemos, está un poquito más a la vanguardia. Además, Ecuador tiene la forma en que integran a los refugiados dentro del sistema educativo y en el sistema de salud.

Ya empezando a partir de la Constitución (de Ecuador) se le conceden los mismos derechos a los refugiados que a los nacionales. A partir de ahí, la Ley de Movilidad Humana de febrero de 2017 consagra esos derechos y los explica; y aún antes de la ley, Ecuador estaba cumpliendo con su Constitución y con la convención sobre el estatuto de los refugiados de 1951 y su protocolo de 1967, que son los dos instrumentos que guían la protección de refugiados a nivel mundial. Entonces, han podido dar trabajo y apoyar a que los refugiados se integren de diferentes formas.

Hablando del sistema educativo, el 85% de los niños refugiados van a escuelas públicas ecuatorianas, esto a nivel mundial es altísimo; la media mundial para los niños refugiados es de 61%. Pero de esas escuelas a las que asisten los niños refugiados a nivel mundial, muchas son financiadas por Acnur, por donantes u ONG´s, mientras que en Ecuador estamos hablando de 85% de niños que van a escuelas públicas. A nivel de coberturas de salud, estamos hablando de un 93%; y eso es muy similar a las medias nacionales.

¿Cuándo una persona puede considerarse en situación de refugio?

Un refugiado no es un migrante, es una persona en movilidad humana, y el concepto que usa el Ecuador es muy útil justamente porque tiene ese concepto de gente que se mueve, sin importar las causas o categoría. Un refugiado es una persona que tiene que salir de su país, que cruza una frontera, por motivos de su vida, su integrad física, personal o la de su familia están en peligro, ¿por qué?, por motivo de persecución religiosa, por su idioma, opiniones políticas, raza, su orientación social, por ser minoría en su país. Es una persona que no tiene opción, porque el Estado no puede o no quiere brindar esa protección. Un Estado puede ser percutor también; hablamos de gente que no puede quedarse en su país, no elige cruzar una frontera, no elige migrar; tiene que hacerlo porque si no su vida está en peligro.

En este acápite, qué opinión le merece la situación de casi 600 mil refugiados rohinyás que se desplazan de Myanmar a Bangladesh

Ese caso sigue desgraciadamente y sigue habiendo salidas (de Myanmar a Bangladesh), es el caso más típico y claro, como tenemos Siria en este momento, los rohinyás están saliendo por una persecución por motivo de su raza y religión. Tenemos a más de 600 mil que han tenido que salir este año a causa de eso, los han perseguido, les han quemado sus casas, hay una violación masiva de Derechos Humanos ahí en Myanmar.

Hay una campaña que está haciendo actualmente la Cancillería ecuatoriana denominada ‘Campaña de prevención y sensibilización contra la xenofobia y otras formas de discriminación’ dirigido a estudiantes de unidades educativas de todo el país para reflejar los aportes de los migrantes al desarrollo sostenible en el marco de la Comisión de Asuntos Migratorios. ¿Esto beneficia a los refugiados también como personas que llegan al país?

Evidentemente cuando hablamos de una campaña contra la xenofobia beneficia a todo el mundo, mucho de lo que se hace por los refugiados, les sirve a los migrantes. Tenemos que ser muy conscientes que un refugiado es alguien que no quiso salir de su país.

¿Existe entonces la xenofobia también en contra de los refugiados?

¡Por supuesto!, mire lo que está pasando en Europa, los refugiados en Europa, en Estados Unidos (EE.UU.) que se les acusa de terrorismo, cuando justamente ellos están huyendo también del terrorismo. No se les deja entrar, se les ponen trabas, la palabra refugiado para muchos lugares es una palabra peyorativas. Es importantísimo tener campañas como las que hace el Gobierno (ecuatoriano) en este momento, todo el mundo tendría que ser un activista contra la xenofobia y contra el racismo y el odio al extranjero; un refugiado por definición es un extranjero.

¿Cómo usted valora la inserción de los refugiados en la sociedad ecuatoriana?

Cuando usted piensa en refugiados, usted piensa en campamentos ¿no?, en el Ecuador no ha campamentos. En Ecuador los refugiados no están en campamentos, ni en ghettos ni en barrios exclusivos para refugiados; están dentro de la población. Ya eso es fundamental para la integración. Tienen acceso a la educación, salud, se atienden en las instituciones públicas, tienen derecho a trabajar. La mayoría de refugiados nos dicen que están trabajando de una manera u otra.

Incluso muchos tienen sus propios emprendimientos…

¡Hay emprendimientos!, tenemos por ejemplo emprendimientos que hasta dan empleo ecuatoriano. Tenemos un emprendimiento en Esmeraldas que el Acnur apoyó un poquito al principio. Fueron unas señoras refugiadas que se asociaron con unas ecuatorianas, después de unos años pusieron un taller de costura, luego ganaron un contrato con este programa del Gobierno que se llama ‘Hilando Desarrollo’ para hacer uniformes escolares, y están contratando ecuatorianos.

El otro día, contratamos una refugiada para hacer un servicio de comidas para una función y había empleado ecuatorianas para que los ayudaran. No solo hacen emprendimientos para ellos, sino que son fuentes de trabajo. No hay que olvidarse que los refugiados vienen en general sin nada porque tuvieron que salir rápidamente, pero vienen muchas veces con experiencia, con conocimiento, experticia, con diplomas universitarios que les puede servir al Ecuador.

¿De cuántos refugiados estamos hablando que se encuentran actualmente en el Ecuador?

Estamos hablando de unos 60.500, un poco más, de refugiados reconocidos en Ecuador, y estamos hablando de varios miles de solicitantes de refugio, que están llegando constantemente. Esencialmente de Colombia, hemos tenido incluso un aumento de solicitantes de asilo de refugio colombianos (…) tenemos también de Irán, Irak, de Eritrea, el Congo, de Venezuela, de varias nacionalidad. Sirios evidentemente siguen llegando; no es una cantidad enorme.

¿Cuándo un refugiado deja de tener esa condición?

Para dejar de ser refugiado la primera causal, es que la situación que hizo que la persona saliera de su país, se resuelva. Pero eso no es automático, el día en que se firma un acuerdo de paz, en que las cosas se pacifican como lo hemos visto por todos lados del mundo. Siempre hay un período que uno tiene que esperar hasta que las cosas se estabilicen. Las fases de post-conflicto a veces son tan violentos como la guerra. También usted se puede nacionalizar, entonces deja de ser refugiado porque se convirtió en un nacional.

¿Qué recomendaría a los países vecinos en la región para que adoptasen medidas para refugiados como las ecuatorianas?

Las leyes en la Constitución son imprescindibles, porque eso es lo que dicta cómo recibir (refugiados). Además, es una cuestión de voluntad política y convicción, en América Latina no está tan mal. Empatía de creer de que todos los seres humanos somos iguales y tenemos los mismos derechos (…) vamos a apoyar la campaña del Gobierno, trabajar con el Gobierno (ecuatoriano) para aplicar la implementación de la ley. La ley (LOMV) es nueva, implica muchos cambios, adecuaciones, estamos apoyando al Gobierno en ese trabajo. Uno de los mandatos de Acnur es apoyar a los Gobiernos, a brindar esa protección e integración local. (Quito/Andes)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...