Diario Expreso de Guayaquil

La lenta y larga ruta hacia el morenismo

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)

Es un proceso de desintoxicación. El presidente Lenín Moreno, encasillado durante y después de la campaña como un llano sucesor de Rafael Correa, ha decidido, desde su posesión, enviar señales al país de la construcción de un proyecto propio. Tres semanas después de asumir el poder, el 46 presidente de la República avanza sin afán por un sendero propio y potencialmente distante del correísmo, el morenismo.

Ese camino, que ha abierto una brecha con posibilidad de ampliación en el partido de Gobierno bajo acusaciones de “torpeza o deslealtad”, por parte de Correa, aún se mantiene en la cancha de los gestos. Aquí los más notorios:

El tono político.

1.La escena política se ha quitado furia de encima. Los encontrones políticos miran ahora a los grandes debates nacionales, quitando las críticas personales de en medio. El acercamiento de Moreno a todas las fuerzas políticas solo mantiene al margen del tablero a CREO, que se niega aún a reconocerlo como presidente legítimo.

Más: La lenta y larga ruta hacia el morenismo

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...