Aduana busca equilibrar la facilitación del comercio y el control

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

ADUANA 9793d

María Alejandra Muñoz, directora del Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador (Senae), explicó que la labor de esa institución debe ser el perfecto equilibrio entre la facilitación de comercio y el control.

“Si el control es atropellador, es perseguidor, y no guarda normas técnicas internacionales; entonces no le estoy facilitando la vida a nadie y el patrón de comportamiento, naturalmente, va a ser tratar de faltarse los requisitos legales”, dijo.

Por eso, desde hace 17 meses la Aduana ha comenzado a dar pasos hacia simplificar y hacer más eficientes sus procesos. Así, el tiempo de desaduanización bajó de 11 días a 3,5 días, en promedio.

Además, por primera vez se hizo un catastro real de operadores de comercio. Con esto, se logró pasar de 58.000 operadores a 26.000 y se estableció al Registro Único de Contribuyentes (RUC) como código de comercio interno y externo. “Durante mucho tiempo, la institución operó sin metas claras, sin trazabilidad y sin tecnología”, acotó la funcionaria.

Acuerdo
Todos estos esfuerzos se enmarcan, según la directora, en la ratificación del Acuerdo de Facilitación de Comercio, que Ecuador realizó en octubre de 2018.

En 2019, la Aduana de Ecuador realizó varias acciones para fortalecer la inteligencia aduanera que busca eliminar la corrupción y luchar contra el contrabando.

Este proceso se efectúa mediante información interinstitucional e interaduanera, que busca romper barreras no arancelarias como tiempos, servicios, procesos y tecnología.

Un hito importante para Ecuador fue realizar el primer catastro de operadores de comercio exterior.

Decomiso aumentó 21%
Al final del día, a criterio de Muñoz, la Aduana también es seguridad nacional, que tiene que ver con el cuidado, en las fronteras, del ingreso y salida de mercancías. “Tenemos dos aeropuertos internacionales, un paso fronterizo internacional, al norte, en Rumichaca, dos más, al sur. Además, tenemos cinco puertos: Esmeraldas, Posorja, Manta, Guayaquil, Puerto Bolívar. Todos son puntos de control en donde está la autoridad estatal”, aseveró.

Solo en enero 2020, se registró un incremento en el decomiso de mercancías ilegales, que pretendían ingresar y ser comercializadas en el país.

En total, se decomisaron varios productos, valorados en $6,5 millones. Esto significó un 21,2% más, en comparación con el mismo mes de 2019 ($2,05 millones). El 51% de la mercancía incautada corresponde a equipos electrónicos, cuantificados en $3,24 millones.

La cifra tuvo un incremento, luego de los hallazgos registrados durante la tercera semana de enero, en el aeropuerto de Tababela, donde se detectaron dos cargamentos con un total de 5.700 celulares (de media y alta gama) y demás artículos tecnológicos, valorados en $3 millones, aproximadamente.

En sus Manifiestos de Carga, la mercancía indicaba contener repuestos y accesorios de vehículos. Según la información analizada, otros artículos que pretendían ingresar de manera fraudulenta a nuestro país fueron: textiles con $1,07 millones (17%), frutas y comestibles con $480.000 (7%), calzado con $420.000 (7%), entre otros.

Muñoz aclaró que el contrabando también es una vía utilizada para el lavado de dinero. Eso explica por qué ingresa gran cantidad de teléfonos celulares, a pesar de que ya no se paga aranceles. (La Hora)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?