Expreso de Guayaquil

Les cayó un puente y viven para contarlo

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

WEB20191204EXPRESO-PORTADA_4b5f8.jpg

César Castro Guerrero y Roberto Simon López coinciden en que Dios les dio otra oportunidad de vida, luego de que el material metálico y el hormigón del puente que cayó sobre ellos no les ocasionó heridas de consideración.La noche del lunes ambos se salvaron de morir, o al menos de sufrir heridas graves. Ambos se movilizaban en un auto en el instante en que colapsó un paso peatonal elevado de la avenida de las Américas, por el fuerte choque de un volquete.

Castro, el conductor, de 23 años, sufrió leves heridas en el brazo izquierdo y el rostro. El acompañante, de 20, permanece internado hasta confirmar si hubo alguna afectación en el tabique, donde sufrió golpes.El primero está próximo a incorporarse como médico. Parte de sus estudios los costea ofreciendo el servicio de movilización en el vehículo de su padre y mediante una de las aplicaciones móviles.A las 20:50, Simon solicitó una carrera desde la Universidad Laica hasta el sector San Eduardo, suroeste de Guayaquil. Era la oportunidad del joven conductor, quien aprovechó que habita a un kilómetro, en la ciudadela La Atarazana, para ofrecer la cobertura. Antes de salir, les prometió a sus familiares que retornaría pronto.Sin embargo, no habían transcurrido ni cinco minutos desde que se embarcó el pasajero cuando en el otro carril ambos observaban sorprendidos cómo el balde del volquete impactaba de manera brusca con la caminera del puente.

“En cuestión de segundos, sobre el parabrisas del vehículo cayó la enorme estructura... Imaginaba lo peor, porque prácticamente nos rozó y aplastó el auto”, comentó Castro, mientras abandonaba en silla de ruedas el área de emergencias del hospital Luis Vernaza, cerca de las 11:00 de ayer.El joven resaltó la solidaridad de transeúntes y conductores que los ayudaron a salir en medio del material retorcido. “Apenas atiné a comunicarme con mi padre, pedí que se calmara, que estaba bien”, señaló a Diario EXPRESO.La familia de Castro prefiere no opinar acerca de una posible demanda, más aún cuando se desconoce el paradero del responsable del siniestro.

Sobre ese tema tampoco se ha pronunciado Roberto Simon, quien permanecerá asilado en la clínica Kennedy hasta confirmar su estado de salud.El joven, quien labora en la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), también agradeció a las personas que les dieron los primeros auxilios. “¿Estás bien? Tranquilo, ya viene la ambulancia, ya vamos a ayudar al conductor”, es lo que recuerda de ese instante, sin lograr ocultar los nervios cuando vienen a su mente los hechos.Para ambos chicos, fue una bendición que durante el accidente no hubiera peatones en el paso. De lo contrario, en este momento se hablaría de una tragedia con víctimas, incluidos alumnos de la unidad educativa Simón Bolívar y de la Universidad Laica.

El camión, con revisión solo visualSolo con 7,5 de los 30 puntos posibles cuenta la licencia del conductor que fue hallada en el vehículo responsable del siniestro. Una de las infracciones sancionadas, según el documento, es el exceso de velocidad, que además sería la presunta causa del hecho registrado en la avenida de las Américas.Luis Lalama, director de Control de Tránsito, también confirmó que el vehículo involucrado, de placa KAA-951, registra su última revisión en el 2018, en Huaquillas, El Oro. Esa inspección fue solo visual, no técnica.

No hay un seguro para los 64 puentes peatonales que existen en Guayaquil, pero debería haberlo, admite Carlos Vera Mutre, nuevo director de Obras Públicas del Municipio de Guayaquil.
Fuente: Expreso

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?