Alcalde Jaime Nebot en sesión solemne

'Soluciones pragmáticas y rápidas' harán que el país funcione y se recupere de la crisis

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (3 Votes)

WEB20171009JAIMENEBOT 3 b62ef0aaaacon video new

La sesión solemne por los 197 años de independencia de Guayaquil no se repetía hace una década, al menos por los personajes presentes en la mesa directiva y en el auditorio. A la derecha del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, estuvo el presidente Lenín Moreno; la vicepresidenta (e), María Alejandra Vicuña; y el ministro de Transporte y Obras Públicas, Paúl Granda; a la izquierda, el titular de la Asamblea Nacional, José Serrano, y el presidente de la Corte Constitucional, Alfredo Ortiz. Completaron la mesa directiva los concejales.

El alcalde, en su alocución de rigor, hizo la rendición de cuentas de su gestión, proyectó un antes y un después de Guayaquil ,durante sus cuatro administraciones municipales, que las resumió en la siguiente frase: "Estamos progresando porque jamás permitimos que nos arrebaten la libertad política y porque supimos construir nuestra libertad económica".

Pese a las crisis, las grandes obras se hicieron ya, o están en pleno desarrollo, totalmente financiadas. "No hay revolución sim compromisos cumplidos, y los seguimos cumpliendo".

En lo político, el alcalde dio un espaldarazo claro y fuerte al llamado de la consulta popular por parte del jefe de Estado. Para el burgomaestre oponerse a una consulta popular es antidemocrático; es insistir en aquello que quieren algunos políticos: "Vota por mí, para que yo decida por ti".

Nebot razonó una a una las siete preguntas de la consulta popular. "Pensamos que las 7 preguntas planteadas merecen un contundente sí, como respuesta de la mayoría de los ecuatorianos".

WEB20171009JAIMENEBOT_3d055.jpg

Acometer medidas urgentes

Sin embargo, hay otros asuntos indispensables que acometer con urgencia para sacar adelante al Ecuador; tenemos con civismo, que hacer unidos esa tarea, apostilló.

Para Nebot hay que suprimir y rebajar los impuestos injustos e innecesarios y reducir la tarifa de la energía eléctrica, que hoy entraña un impuesto escondido. También las asociaciones público-privadas hay que mejorarlas suprimiendo requisitos innecesarios.

Además, se debe ampliar la frontera del empleo, permitiendo contratos en condiciones acordadas entre empleadores y trabajadores, eso sí sin explotar al trabajador.

Otra de las propuestas esgrimidas por el alcalde es que el Estado no debe volver jamás a disponer de los dineros de los asegurados, trabajadores privados, los fondos de los maestros, encaje bancario y rentas de provincias y las ciudades.

Tal vez la recomendación sugerida más drástica fue aquella de que el Estado puede y debe bajar el 10 % de su gasto, no obstante, mencionó que tampoco hay que descuidar al empleado público, que también en un ser humano.

Si un funcionario, sea ministro o representante de empresas del Estado, no puede lograr eso debe ser reemplazado. "Funciona, se los digo por experiencia", dijo.

"Si los políticos o funcionarios, no comprenden lo que le conviene al pueblo; el pueblo tiene que pronunciar...Hemos pagado un alto precio para conocer el verdadero significado de revolución, libertad y progreso...Ninguno de nosotros puede, a ningún título y bajo ninguna circunstancia, imponer al pueblo "el harapo como única bandera y el suicidio como única esperanza", sentenció.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria

Síguenos en Twitter...