Proceso electoral pone en evidencia los problemas del CNE

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

CNE c2262

Cuando faltan 41 días para las elecciones de autoridades seccionales y del Consejo de Participación Ciudadana, representantes de la sociedad civil y analistas electorales muestran su preocupación por la gestión que realiza el Consejo Nacional Electoral (CNE) frente a estos comicios.

La presidenta del organismo electoral, Diana Atamaint, garantizó la semana pasada no solo la trasparencia del proceso, sino que aseguró que llegarán al cien por ciento el día de las elecciones. Esto ante el cuestionamiento por el retraso en la contratación de la empresa que monitoreará la campaña electoral y falta de definiciones sobre las misiones de observadores y del listado final de candidatos al estar pendientes por resolver impugnaciones en el Tribunal Contencioso Electoral.

Para Medardo Oleas, analista electoral, los problemas se han dado porque es un organismo electoral que prácticamente se conformó a última hora, luego de haber cesado a las anteriores autoridades y pasado por un CNE transitorio.

Esto, según el analista, ha impedido que el organismo se consolide ante la realidad de tener un proceso electoral demasiado grande, con más de 80 mil candidatos. “Esto no es bueno ni para el CNE ni para el sistema democrático. Yo no sé cómo va a actuar el CNE si hasta el día de hoy ni siquiera acaban de inscribir a todos los candidatos, tenemos un proceso en marcha que no está muy claro en cuanto al manejo de la publicidad”, dijo Oleas.

Agregó que si al momento las autoridades electorales no han podido superar estos eventos, queda la duda de cómo enfrentarán las votaciones y el escrutinio.

Para Mauricio Alarcón, director ejecutivo de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, la situación no pasa solo por lo mencionado por Oleas, sino también porque hay aspectos que no han quedado claros. “Por ejemplo la revisión de financiamiento de las campañas electorales. El consejero (Luis) Verdosoto ha hecho afirmaciones en el sentido de que podría haber dinero ilícito en el manejo de la campaña política, no hay claridad de cómo se va a cuida esto”.

Agregó que hay cabos sueltos que generan dudas, no respecto al proceso electoral, sino a la capacidad de las autoridades de acoplarse, ya que fueron designados cuando el proceso electoral ya estaba en marcha, por lo que hoy el país está pagando la consecuencia de una falta de planificación en la designación de autoridades. “La etapa de transición no debía darse en medio de un proceso electoral. Recordemos que se dio un retraso de prácticamente dos meses en la designación del CNE definitivo”, dijo.

Las divisiones internas

Alarcón sostiene que es evidente que al interior del organismo electoral hay divisiones internas muy marcadas, que no se generaron estos últimos días, sino desde el momento en que asumieron sus funciones y en la sesión inicial, cuando se iba a elegir a autoridades. “La división, los problemas internos se ven, pero deberían poner por encima al país, especialmente cuando hay un proceso electoral de esta magnitud”, aseguró.

Por su parte, Oleas dijo que el principal problema interno que tiene el organismo es toda la estructura correísta que se ha quedado laborando en la institución. “Hay que enderezar todos esos conflictos internos que tengan, sacar a la gente que se evidencie que esté con el correísmo y abarcar en proceso de capacitación”, manifestó. (La Hora)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...