EcuadorTV revela detalles del secuestro a Balda

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 78% (8 Votes)

BALDA 5543e0aaaacon video new

Un especial de EcuadorTV sobre el caso de Fernando Balda fue transmitido la noche de este domingo 28 de octubre de 2018. El programa analizó los antecedentes y posteriores acontecimientos que conllevaron a la persecución, secuestro y encarcelamiento del joven político ecuatoriano.

La emisión comenzó con la referencia de la trayectoria hacia el poder del presidente Rafael Correa y cómo el entonces joven economista pudo capitalizar la simpatía de muchas personas independientes, entre los que estaba el también joven Fernando Balda.

Cuando Correa renunció al gabinete del presidente Palacios en 2005 , Balda decidió respaldarlo y se vincula a un incipiente grupo de campaña de la naciente organización. El analista Decio Machado afirma que Balda fue uno de los que intentaba unirse a ese entorno pero no lo logró.

Después de la elección, ya en el gobierno de Correa, Balda ocupó un cargo de mediano nivel, como asesor del Banco Nacional de Fomento.

Aunque no formaba parte del Buró Político de Correa parecía adentrarse en su círculo oficial hasta que Correa le reprochó que no había informado que se gestaba un movimiento político fuera del oficialismo dirigido por Galo Naula Merizalde, el hijo de Galo Naura Zambrano, presidente del Banco de Fomento.

Balda puso su renuncia al Banco de Fomento. Pero reconoce que sentía desde antes el rechazo del círculo cercano al entonces presidente que le impedía ocupar un espacio en el entorno presidencial.

El joven político le hizo llegar a Correa una grabación sobre sus hermanos, Fabricio y Pierina, que había hecho el grupo del exsubsecretario de gobierno José Ignacio Chauvín, pero el expresidente no tomó medidas lo que despertó la suspicacia de Balda acerca de que si Chauvín sabía algo de Correa.

Intereses y rivalidades

El periodista Juan Carlos Calderón, quien fue entrevistado para este programa, dijo que los de Aliaza PAIS si bien eran parte de un proyecto común “tenían sus propios intereses en la política y había rivalidades”.

Un año después el periodista Carlos Vera llama a Balda y este descubre por qué había sido apartado. Chauvín estaba prófugo acusado de narcotráfico junto a los hermanos Ostaza, acusados de traficar drogas para la guerrilla de las FARC pero que aportaron a la campaña de Correa, según reconocieron ellos.

Al salir del gobierno, Balda adoptó un estilo de confrontación, fue el depositario de denuncias anónimas, divulgador de casos escandalosos hasta uno por presunto acoso sexual. Le hicieron llegar el diario de alias Raúl Reyes, segundo de las FARC que revelaba vínculos de Correa con el exministro Gustavo Larrea y el exsubsecretario Chauvín.

Entre las denuncias que hizo Balda estuvo la que compartió al periodista Jorge Ortiz, de Tele Amazonas, acerca de que se votó por un texto falso de la Constitución que había sido adulterado.

Esto provocó la salida de Ortiz de Tele Amazonas y Balda fue acusado de espionaje, por lo que huyó por primera vez a Colombia donde estuvo 3 meses en espera de que la Corte Constitucional resolviera su caso.

Al regresar a Ecuador siguió haciendo denuncias de irregularidades en el Gobierno, entre estas el arrogamiento de funciones del presidente Correa, tráficos de influencias y peculado, por lo que le dieron 2 años de prisión por calumnias y perdió todas las apelaciones.

Ante ese panorama decidió escapar a Colombia para evitar la cárcel. La Interpol lo consideró perseguido político y negó el pedido de extradición que hizo Alexis Mera, secretario de la Presidencia de Correra. Todas esas serían las razones por las que lo persiguieran hasta Colombia.

Estadía bogotana

Su huida a Colombia y la negativa de Interpol por detenerlo pudieron enfriar la persecución, pero no fue así. En Bogotá instaló un restaurante y prestó servicios de asesor de marketing y el círculo de Álvaro Uribe, en las antípodas de Correa, lo acogió como un perseguido político.

Trabajó en la Fundación Internacionalismo Democrático creada por el uribismo para contrarrestar a la izquierda agrupada en el Foro de Sao Paulo.

En un evento de esa Fundación en Medellín, el correísmo infiltró activistas en la llamada operación Guayacán para conocer supuestos planes para desestabilizar el Gobierno de Ecuador. Ellos también debían ubicar en Bogotá el lugar de residencia de la familia Balda.

Agentes de esa operación, entre ellos Pablo Chicaiza, llevaron a cabo meses después el intento de secuestro de Balda, aunque Correa negaba que conociera tal propósito

Balda fue presentado como artífice de una estrategia legal que llevaba a anular la orden de prisión para Juan Manuel Santos, ya presidente de Colombia, hecha por un juez de Sucumbíos. Así, por ese servicio, consiguió permisos especiales para permanecer en Colombia.

Sin embargo, agentes de migración colombianos creyeron erróneamente las versiones ecuatorianas de que Balda estaba ilegal en el país e intentaron deportarlo pero no pudieron.

En el programa se puso como evidencia que Correa admitió la violación de la soberanía del Estado colombiano cuando dijo que había mandado a Rommy Vallejo, secretario de seguridad, a que ubicara a Balda en Bogotá, no que lo secuestrara.

Se hizo evidente que policías colombianos obedecían órdenes de Correa y no de sus jefes colombianos en la vigilancia que le montaron en el edificio donde residía en Bogotá.

Posteriormente, Romy Vallejo ha reconocido que Correa le dio órdenes verbales de que viajara a Colombia para hacer seguimiento de la ubicación de Balda con dineros de la secretaría de la Presidencia de la República.

En junio de 2012 Chicaiza recibió la orden de fraguar el secuestro de Balda pues ya les había fallado el intento de la detención fortuita y la deportación.

El secuestro

Dos hombres y una mujer armados interceptaron a Balda y un acompañante en Bogotá luego de un encuentro con Chicaiza quien aparentaba querer comprar equipos de espionaje.

El acompañante dio la voz de alarma a la unidad antisecuestros de Colombia con la ayuda de un taxista. Decenas de taxis siguieron al vehículo que buscaba una trocha de salida.

Finalmente los policías de un retén policial fortuito lo rescataron y los secuestradores huyeron hacia las montañas. El rescate de Balda fue cubierto por el canal bogotano CityTV.

Uno de los secuestradores fue capturado y llevó a la detención de los demás. Muy pronto se supo la relación de eso sujetos con Diana Falcón, Raúl Chicaiza y Luis Armando Espinosa y salieron a la luz sus encuentros.

En Ecuador

Los agentes lograron regresar a Ecuador y recibieron protección pero comenzaron a ser requeridos por las autoridades colombianas; sin embargo el fiscal Galo Chiriboga no colaboró con su homólogo colombiano.

Dos meses después y ante la posibilidad de que Juan Manuel Santos, separado de Uribe y cercano a los presidentes de Venezuela y Ecuador, lo entregara a Correa, Balda y su familia intentaron viajar a Panamá pero fue detenido en un operativo de Migración, Policía y Ejército de Colombia.

Fue deportado a Ecuador y llevado a la cárcel donde denunció abusos y acoso pero nunca cejó en pedir justicia. Bajo el gobierno de Correa la Fiscalía nunca quiso investigar hasta que llegó al poder el presidente Lenín Moreno.

La cuestión cambió cuando llegó el expediente de Colombia como un sistema de colaboración penal. Detienen a Diana Falcón, Espinosa y Chicaiza. Ante las evidencias el abogado defensor de Diana y Chicaiza les pidió colaborar en cooperación eficaz o a sufrir 9 años de prisión.

La denuncia de Balda la recupera Baca Mancheno, el nuevo fiscal, y comenzaron a salir a la luz finalmente las irregularidades cometidas contra Fernando Balda. (ECUADORTV)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...