Vicepresidente condenado a 6 años de prisión

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 90% (11 Votes)

Glas f43960aaaacon video new

El vicepresidente de la República, Jorge Glas y su tío, Ricardo Rivera, fueron sentenciados este miércoles a 6 años de reclusión menor ordinaria por ser el autor del delito de asociación ilícita y favorecer los contratos públicos a cambio del pago de retribuciones en el caso de Odebrecht.

Asimismo, la Corte acogió el pedido de la Fiscalía de aplicar la reparación integral al Estado por un monto de USD 33.396.160,32. De ese monto Jorge Glas y Ricardo Rivera deberán pagar $ 14 millones, Carlos V. $ 6 millones, Edgar A. $ 10 millones, Képler V. $ 1 millón.

El juez pidió enviar a la Fiscalía para que disponga la investigación por los delitos de peculado, concusión, cohecho, tráfico de influencia, delincuencia organizada, testaferrísmo, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

WEB20171213JUEZ-3_b8cc3.jpg

EL conjuez Edgar Flores afirmó que los actos ejecutados por el segundo mandatario fueron "principales" para la ejecución de la asociación licita. El testimonio de Alexis Mera, exsecretario jurídico de la Presidencia, fue de los medios de prueba tomados en cuenta.

Para el Tribunal, el testimonio del delator de Odebrecht José Conceicao Santos demuestra que los actos ejecutados por Glas son "principales" para el delito de asociación ilícita en cinco proyectos estratégicos y que esos hechos fueron demostrados por "otros medios de prueba".

También actuó como principal Ricardo Rivera, quien en condición de tío de Jorge Glas facilitó la gestión de Santos, dijo el juez, quien halló elementos además para otros seis procesados por el delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht (uno fue liberado).

El segundo mandatario queda al borde de perder el cargo para el que hace ocho meses fue elegido en binomio con el mandatario Lenín Moreno.

La sentencia fue dictada por la Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, mientras fuera de la corte cientos de seguidores y detractores del vicepresidente se agolpaban a gritos ante la sede judicial, los unos pidiendo su inocencia y los otros su culpabilidad.

"¡Sí se pudo, sí se pudo!", gritaron una y otra vez los detractores tras escuchar que había sido condenado.

La condena en primera instancia podrá ser apelada, dejando en suspenso la pena sin que Glas pierda el cargo. (J/R)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...