El Universo de Guayaquil

Jorge Glas no ha ejercido su cargo en casi la mitad de lo que va del año

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

Glas d3c76

El 4 de enero de este año, la Asamblea le autorizó una primera licencia sin remuneración por un periodo de 28 días, que concluyó el 20 de febrero y que le sirvió para meterse de lleno en la campaña.

Con Rafael Correa aún como primer mandatario pudo participar con el entonces candidato del oficialismo, Lenín Moreno, en los recorridos y demás actos de proselitismo con miras a ganar la primera vuelta.

Pero al cierre de la jornada electoral del 19 de febrero, Alianza PAIS y sus simpatizantes tuvieron que resignarse ante la noticia: habría segunda vuelta y se realizaría el 2 de abril. Y Glas nuevamente solicitó licencia sin remuneración de 20 días a la Asamblea. Salió a las calles a pedir el voto del 13 al 30 de marzo.

Mediante decretos ejecutivos Nº 1291 y Nº 1340, Rafael Correa designó a Sandra Naranjo como el reemplazo temporal para la Vicepresidencia de la República.

Finalmente, Lenín Moreno y Jorge Glas ganaron las elecciones y, con abrazos y manos alzadas, empezó el segundo periodo del vicepresidente el 24 de mayo. Durante poco más de dos meses ambos iniciaron la transición pactada con el régimen anterior.

Sin embargo, en medio camino, el ‘Presi’ y el ‘Vice’, como los llamaban en los pasillos de Carondelet, rompieron relaciones por diferencias políticas y personales, así como por las denuncias de corrupción que, aun cuando no estaban judicializadas, minaban la imagen del nuevo gobierno.

El 3 de agosto estalló el binomio: mediante Decreto Ejecutivo Nº 100, Lenín Moreno le retiró las funciones al vicepresidente y hasta le prohibió el uso del avión presidencial.

En ese mes empezó una pesadilla para Glas. Sin funciones, primero fue a rendir su versión libre y voluntaria a la Fiscalía “para colaborar con la justicia” en el caso Odebrecht. Tres semanas después fue vinculado y procesado.

Cada vez más golpeado por las evidencias encontradas por la Fiscalía, la defensa del vicepresidente no pudo evitar que el 2 de octubre se le dictara orden de prisión preventiva y terminara el día ingresando a la Cárcel 4 de Quito.

Entre el retiro de sus funciones y su entrega a la Policía pasaron dos meses.

Al día siguiente, la Vicepresidencia de la República informó que Glas “decidió hacer uso de sus vacaciones mientras dura la prisión preventiva”. Sus abogados confirmaron que tomó dos meses de vacaciones, pues señalaron que no las había tomado desde el 2013.

Para César Montúfar, político de oposición y uno de los acusadores del caso Odebrecht, es ‘inaceptable’ y hasta ‘obsceno’ que en esas condiciones Glas siga ejerciendo el cargo.

El abogado defensor del vicepresidente, Eduardo Franco, en cambio, sostuvo que las vacaciones son legales y que la vinculación de su cliente no es más que una patraña política.

Durante la mañana del miércoles 4 de octubre, el presidente Moreno se refirió al caso ante la prensa. Dijo que el vicepresidente “está inhabilitado por fuerza mayor para ejercer la función” y, ante los periodistas, se quedó pensando...

En la tarde firmó el Decreto Ejecutivo Nº 176, en el que encarga la Vicepresidencia a la ministra María Alejandra Vicuña. Allí argumenta la privación de libertad como un impedimento para que su antiguo compañero de fórmula ejerza el cargo.

Hoy, Glas cumple su primer fin de semana en la Cárcel 4 y, si se sacan los porcentajes entre el tiempo laborado y el de los permisos, se concluye que el 47,3% del tiempo el vicepresidente ha pasado en campaña, defendiéndose o, ahora, con vacaciones.

Cuando concluya su permiso de vacaciones, en noviembre, habrán sido más los días de permiso que los de ejercicio pleno de su cargo.

Fuente: El Universo

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...