Consejo de Participación: nuevas cabezas, mismos conflictos

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)

CPCS 0770c

La designación de Francisco Bravo como vicepresidente molestó a dos consejeras.


La tercera etapa de gestión dentro del Consejo de Participación Ciudadana (CPC) no inició con buenos augurios y más bien se hizo evidente que, a pesar de los buenos deseos y de las palabras conciliadoras, las graves diferencias internas llevan a esta institución al abismo.
Destituido Christian Cruz como presidente de la entidad, el Pleno del Consejo se reunió en sesión extraordinaria con tres objetivos concretos: que la nueva presidenta, Sofía Almeida, juramente el cargo; dar la bienvenida a Hernán Ulloa como nuevo consejero; y para designar al vicepresidente de la entidad.

En una sesión en modalidad mixta: cuatro consejeros asistiendo de manera personal y tres a través de medios telemático, los dos primeros puntos se cumplieron sin problema, con las consabidas frases de éxitos en la gestión de Almeida y Ulloa.
Todos coincidieron en que es necesario recuperar la imagen institucional, después de dos administraciones muy cuestionadas, y en trabajar de manera unida los siete consejeros. Buenas intenciones que en la práctica duraron muy poco.



La elección

La discordia se generó alrededor de la moción y votación para que Francisco Bravo fuera elegido como vicepresidente, propuesto por David Rosero. Las consejeras Ibeth Estupiñán y María Fernanda Rivadeneira cuestionaron la nominación.
Estupiñán dijo que el consejero cogobernó con Cruz, que juntos tomaban las decisiones y que fue él quien le defendió en el tema de la presunta tramitación irregular del carné para personas con discapacidad.

Rivadeneira no se quedó atrás y agregó que el consejero fue parte de los amarres y repartos. Que su designación evidenciaría que el Pleno no aprendió nada de los errores pasados y que no habrá el tan mencionado y necesario cambio de timón. Las dos consejeras aseguraron que Bravo secundó a Cruz en la violencia política en su contra, por lo que no votaron a favor .AASA b970d

Pero Bravo tenía asegurados cinco votos para la designación. Al tomar juramento dijo que para sacar adelante a la institución era necesaria la voluntad de los siete consejeros, que era necesario un trabajo mancomunado y que respetaba los criterios de Estupiñán y Rivadeneira.
Luego hubo las ya acostumbradas fallas de procedimiento parlamentario en la conducción de la sesión, pedidos de palabras no atendidos por uno u otro motivo. Es decir, lo de hoy no fue diferente a lo que sucedía cuando Cruz o el cura José Carlos Tuárez presidian las sesiones.
“No se debió haber manchado esta su primera sesión”, le dijo Rivadeniera a Almeida.

PARA TOMAR EN CUENTA
La presidenta del Consejo, Sofía Almeida, dijo que impulsará una reforma al Código Orgánico Integral Penal (COIP) y que lo presentará a la Asamblea una vez que haya el consenso con el resto de consejeros.

Escribir un comentario

  • Asegúrese de *Recargar* la página para mostrar un nuevo código de seguridad antes de hacer click en 'Enviar', en caso de haber ingresado un código incorrecto.

  • Código de seguridad
    Refescar

     

    Columna Publicitaria

    
    Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


    ¿Acepta HTML?

    LasMasPopulares a2cd0

    LePuedeInteresar d772d