Alrevesados…

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

0001a melvinherreraPor Melvyn Herrera

Es así que sin haber dado la vuelta al mundo -pudiéndolo- ya estamos cerca de nuestro Manabí querido, donde aplicaremos todo lo que esté a nuestro alcance de lo que hemos visto y presenciado en otros y en este “viajecito”

0001a melvinherreraPor Melvyn Herrera

Resultaríamos como el título, luego de que las 2 parejas de amigos y compañeros de viaje partieron desde Yokohama, para luego en Tokio -increíble- sin buscarnos volvernos a encontrar; es que ellos partían a Honolulu, Los Ángeles, Charlotte y de ahí a su hogar en Ecuador, con lo que con toda lógica, ellos sí, con este viaje han dado una vuelta al mundo, lo que es mucho decir. En cambio, junto a la pareja que con mi esposa hemos compartido otros largos viajes anteriores, en vez desde Osaka, Japón, “saltar” el Pacífico hacia nuestra orilla manabita, nos dirigimos fue a Bangkok, Tailandia, donde coincidimos con la asunción al trono de ese reino de Rama X reemplazando a su padre y predecesor, fallecido hace 3 años. Esto nos permitió un par de días vivir el fervor del pueblo Thai en homenaje a su rey, con las ciudades -más la capital- profusamente adornadas de diversas formas deseándole larga vida al nuevo rey y a su cuarta esposa, quien a su vez posee el rango de general en la guardia de protección del rey; cosas bastante no entendibles para nuestras costumbres occidentales. Previo -otra vez la suerte- vivimos la abdicación del japonés emperador Akihito a favor de su hijo Naruhito, viendo la parca ceremonia de asunción de 15 minutos por la TV, pero testimoniando el júbilo del ejemplar pueblo nipón por tal magno acontecimiento.

La cuestión es que este grande y bello planeta en el que navegamos, con las actuales tecnologías de trasporte y comunicación, es cada vez más pequeño, manteniéndonos al tanto de todo lo que sucede en nuestro “Eeecuadooor deel aaalmaaa” solo que “viendo los toros desde la tribuna”, como lo haré en la taurina feria de Sevilla, España, donde El Juli ya triunfó en su faena a un noble burel y salió en hombros por la puerta del príncipe; cosas así sucedían en Quito, donde respetando su herencia hispana y coincidiendo con la fiesta mayor del 6 de diciembre, los eventos taurinos movían mucho arte y economía en beneficio de todos, hasta que algún complejo “correista”, al igual que al criollo y montubio enfrentamiento de gallos en la costa, los suspendió, mezclándolos con la política y los supuestos logros sociales de quienes ahora son reos y/o fugitivos de la justicia por sus latrocinios en la década saqueada.

Es así que sin haber dado la vuelta al mundo -pudiéndolo- ya estamos cerca de nuestro Manabí querido, donde aplicaremos todo lo que esté a nuestro alcance de lo que hemos visto y presenciado en otros y en este “viajecito”. En lo personal, seguiré contándoles mis observaciones dentro de una amplia visión humana: Curiosidades, conductas y actitudes, las que conceptúo hacen que unas sociedades progresen y otras no; es lo que me obligo a transmitirles, intentando ser útil a los generosos lectores en procura de mejorar la comunidad a la que nos debemos y de la que todos tanto necesitamos para vivir mejor; así de sencilla es la situación.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?