As bajo la manga

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (2 Votes)

0001a spurrier

Por Walter Spurrier Baquerizo

Decíamos el domingo anterior que tenemos un arduo camino que recorrer. Hasta que bajen los costos de producción el consumo de hogares no puede crecer, puesto que redundaría en mayores importaciones y la economía podría quedarse sin dólares.

Reducir los costos es difícil. El índice de precios es negativo en 0,1%, y los precios de EE.UU. suben 1,9%. Pero a pesar de haber reducido 2 puntos porcentuales nuestros precios frente a los estadounidenses, nos encarecemos frente a Argentina, Brasil, Chile y Colombia, que han devaluado.

Ese ajuste requiere medidas duras, cuyos resultados no son inmediatos. Pero el Ecuador tiene un as bajo la manga para aumentar las exportaciones e ingresos fiscales antes de que se complete el ajuste, y así poder recuperar la expansión del poder de compra de los consumidores: la minería.

Hoy hay grandes capitales buscando entrar al Ecuador, la más reciente adición al catastro minero mundial. Las autoridades estiman la inversión entre este año y el próximo en USD 3.700 millones. Solgold, minera australiana que en Imbabura encontró Cascabel, una mina de importancia mundial, acaba de anunciar que la mina es de mayor extensión de lo que se conocía. Dos de las principales mineras del mundo, BHP y Newcrest, compran acciones de Solgold con miras a controlarla.

Mientras tanto, estas dos y muchas otras más han adquirido concesiones alrededor de Cascabel. Pero no solo ahí: hay gran potencial minero en las estribaciones de las tres cordilleras.

El país no parece tener consciencia de la gravedad de nuestra situación económica, tampoco de lo difícil que va a ser superarla, ni de la poción mágica que sería tener divisas mineras. Tampoco el Gobierno parece ver el conjunto. Las autoridades macroeconómicas están al tanto de la crisis y las de Petróleo y Minas del gran recurso minero. Pero ni el presidente, su entorno inmediato, la Asamblea ni otros poderes del Estado hacen la conexión entre crisis por falta de divisas y potencial de divisas mineras. Debido a esa falta de visión de conjunto, el Ecuador está al borde de frustrar el despegue minero.

Hace un mes nos referimos a una consulta popular en el cantón Girón, Azuay. Se preguntaba tendenciosamente a los habitantes de Girón si estaban de acuerdo con la explotación minera que afecta las fuentes de agua. ¿Quién podría decir que no? El Consejo Nacional Electoral la aprobó sin mandarla a la Corte Constitucional ni requerir que se reformule la pregunta. Un juez la suspendió, pero fue sancionado por el Tribunal Contencioso Electoral, mientras que la Corte Constitucional se lavó las manos. La consulta prosiguió y ganó el No.

La decisión no detiene el proyecto en Quimsacocha, puesto que cuenta con un estudio de impacto ambiental aprobado (no afecta las fuentes de agua). La mina está en el cantón San Fernando, así que la empresa minera reubicará la relavera que está en Girón. Por último, la Constitución considera que es el Estado y no las comunidades quien tiene potestad para decidir si un recurso minero se explota o no. Queda claro que CNE, TCE y Corte Constitucional son contrarios a la minería industrial al punto de desestimar el debido proceso en beneficio del movimiento antiminero. (O)

Fuente: El Universo

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?