Del cumpleañero…

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (2 Votes)

0001a melvinherreraPor Melvyn Herrera

En enero se cumplieron 19 años de la adopción del dólar como moneda de uso nacional, porque a nuestro querido Sucre lo devaluaban día a día. Fue el presidente de ese entonces, Yamil Mahuad, quien firmó el decreto para tan importante cambio. Ríos de tinta se han escrito y escribirán sobre antecedentes y muchos detalles relacionados a este hecho tan histórico y técnico. Nosotros los de a pie, mucho recordamos al respecto, pero principalmente, salvo criterios de ciertos “entendidos”, creo que desde ese entonces, poco a poco con altos y bajos, hemos podido al menos alimentarnos más tranquilos, al no soportar ese cruel impuesto político que es la devaluación monetaria. Tan positiva resultó en nuestro Ecuador su vigencia, que el poseedor de tantos Honoris Causas -en su década presidencial considerado dictador- el mismísimo economista Correa, si pronunció alguna vez su idea de “desdolarizar” nuestra economía, nunca lo intentó, porque le hubiese sucedido lo del también ex presidente Bucaram cuando quiso subir el precio del gas doméstico; ¿recuerdan?

El que de alguna forma es considerado “San Dólar”, al momento nos ayuda a que no vivamos como en Venezuela y hace milagros mientras más existan, no habiéndolos perdemos esa protección; peor si vivimos el diario chuchaque de la gran farra correísta, cuando nos los “chupamos” todos, desapareciendo los dólares que nos dieron la lotería petrolera y los ahorros provenientes del trabajo de los ecuatorianos; además, nos endeudamos a más no poder para seguir con el malhadado experimento conocido como “Socialismo del Siglo XXI”, donde priman los subsidios y una supuesta justicia social que aniquila la iniciativa individual, la creatividad y el esfuerzo privado, para que supuestamente las haga la frondosa burocracia estatal; por ello hoy existe exceso de controles en la entorpecedora tramitología, haciendo que nos encarezcamos en todo, desde el simple plato de comida hasta la producción en general y las exportaciones; resultando que con tan altos dolarizados costos ahora no seamos competitivos con nuestros productos y en la vida misma, lo que se agrava con la rigidez de las leyes laborales que impuso ese fatal experimento, perjudicando a ecuatorianos que no pueden acceder al trabajo porque sencillamente por esas demagógicas leyes muy pocos crean fuentes de empleo, creciendo la desocupación.

Entonces, ahora por estar escaso y ser ajeno “San Dólar” se constituye en un cuchillo de doble filo, uno es la mejor herramienta para todo lo útil que requiramos, con el otro lado es un arma que cuando falta y por su alto valor nos causa daño; ese es el dilema que enfrentamos al momento por lo muy caros que nos hemos vuelto. ¿Remedios? El primero: En marzo no seamos ingenuos dándoles el voto a los conocidos caciques políticos y sus aliados que más nos cuentean ¡neguémoselos! Ya les mencionaré otros muy necesarios.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?