La OEA en perspectiva desde la visión ecuatoriana

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 90% (1 Vote)

0001a MARCOANTONIOJARAMILLO 0190cPor Marco Torres Jaramillo

Con la adopción de la Carta de la OEA en 1948 y, con ello, la institucionalización del organismo, el Ecuador, fiel a su vocación integracionista ha trabajado de forma comprometida en busca de consensos para la adopción de políticas en beneficio de los intereses del país

0001a MARCOANTONIOJARAMILLO 0190cPor Marco Torres Jaramillo

El Ecuador ha propiciado una intervención activa en el seno de la OEA y su rol en el desarrollo de las Cumbres de las Américas ha tenido una activa participación en la definición del temario de dichas actividades de carácter multilateral. Con la adopción de la Carta de la OEA en 1948 y, con ello, la institucionalización del organismo, el Ecuador, fiel a su vocación integracionista ha trabajado de forma comprometida en busca de consensos para la adopción de políticas en beneficio de los intereses del país.

En la Declaración de Santiago de la Segunda Cumbre de las Américas, que tuvo lugar en Chile en 1998, los Jefes de Estado y de Gobierno de la OEA establecieron se diseñe un esquema para el fortalecimiento y la modernización de la OEA, en procura de asumir un rol protagónico en el hemisferio. En este sentido, nuestro país ha dado importancia a la modernización del sistema democrático en el Organismo, el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la defensa y la promoción de los derechos humanos, el desarrollo social, la educación, la lucha contra la corrupción, el combate contra el narcotráfico, la seguridad hemisférica, la preservación de la paz, y la lucha contra el tráfico ilícito de armas de fuego.

Otro ejemplo claro es la relevancia y vitalidad de los Derechos Humanos como un importante mecanismo para defender los derechos fundamentales de las personas. En junio de 2000, se presentó a la Asamblea General de Canadá, un plan de acción con miras al fortalecimiento y reestructuración del Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, siendo Canadá y Estados Unidos, los países que no han ratificado la Convención Americana de Derechos Humanos, Pacto de San José, por lo que, las decisiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, no se aplican a los países que no han suscrito la Convención. Desde el año 2013, el Ecuador promueve la reforma del Sistema Interamericano de Derechos Humanos a través de la generación de debates en diferentes foros, entre ellos, UNASUR y CELAC.

En torno al combate contra la corrupción, en junio de 1999, el Grupo de Trabajo sobre Probidad y Ética Cívica de la OEA, se empeñó en establecer mecanismos para la puesta en marcha de la Convención Interamericana contra la corrupción y el Programa Interamericano para combatir la corrupción. En este marco, nuestra misión de representación ante la OEA logró mediante una eficiente gestión diplomática, la ejecución para el Ecuador de un proyecto financiado por el BID y la OEA para analizar el estado de la legislación penal ecuatoriana y su congruencia con el organismo.

No obstante, Ecuador siempre ha mantenido una posición coherente con el Derecho Internacional, buscando alianzas para promover foros regionales y buscar una posición conjunta en los temas a tratarse. Por ejemplo, el Ecuador recibió el apoyo de los países miembros en la suscripción del Acuerdo Global y Definitivo de Paz con el Perú el 26 de octubre de 1998 en la ciudad de Brasilia.

La firma definitiva de la paz, en atención a los principios de la Carta de la OEA, ha permitido no solo al Ecuador sino al Perú, alcanzar beneficios comunes de una cooperación fructífera y con ello, la posibilidad de destinar recursos para atenuar los problemas sociales, el desempleo, la insalubridad y la pobreza en las zonas fronterizas donde hubo el conflicto.

El Ecuador se ha beneficiado de los programas de cooperación del Consejo Interamericano de Desarrollo Integral, CIDI, que permite canalizar la cooperación horizontal y el Fondo Especial de Emergencia, FONDEM, para atender las crisis producidas por desastres naturales. Para continuar con dicha cooperación, se requiere que los países continúen aportando al Fondo para la consolidación de los citados mecanismos.

Es necesario continuar trabajando en la optimización de recursos del Organismo y la reprogramación en el sistema de aportes de los países para su financiamiento, pues, países como Canadá y Estados Unidos aportan con el 70% del fondo regular de la OEA, hecho que podría incidir en la capacidad de maniobra e influencia en las decisiones que adopta la OEA en el escenario internacional.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...