¿El “niño” salió niña?

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)

OPINION-EDUARDOCARMIGNIANI_1ad4d.jpg

Por Eduardo Carmigniani

La nueva Corte Constitucional va a tener, entre sus primeras tareas, decidir si destraba la sandez de la vieja Corte, que haciendo juego al demagógico discurseo de la “soberanía” declaró dizque inconstitucionales los tratados de protección de inversiones que teníamos firmados con otros países, también soberanos, y particularmente los pactos para que las controversias entre cualquiera de esos Estados y los inversores del otro sean resueltas por tribunales internacionales de arbitraje, y no por jueces locales (evitando que el manoseo político conspire contra la expedición de decisiones independientes).

El tema es fundamental cuando el actual gobierno busca afanosamente atraer inversión extranjera. Y más aún cuando la postura de la vieja Corte no tiene sustento ni siquiera en la chauvinista Constitución de Montecristi, cuyos ideólogos no llegaron en verdad a prohibir acuerdos de arbitraje como los referidos, por más que luego de expedida se hubiesen afanado en intentar hacerla decir cosa distinta.

La Constitución prohíbe (art. 422) que se celebre tratados en los que el Estado acepte dirimir, mediante arbitraje internacional, controversias “contractuales o de índole comercial” con personas naturales o jurídicas privadas. Los tratados de inversión no generan obligaciones contractuales ni comerciales entre el inversor y el Estado receptor. De hecho, es muy posible que entre ambos no exista relación contractual alguna. Las obligaciones que los Estados adquieren en tal clase de tratados distan mucho de ser comerciales. Su naturaleza es de derecho internacional público.

Sigue de lo anterior, dicho en román paladino, que no existe la cacareada prohibición constitucional. Incluso si fuese verdad que en algún momento los constituyentes hubiesen querido imponerla, habrían fracasado estrepitosamente, al punto que durante todo el régimen Correa se mantuvo la vigencia de la mayoría de los tratados que el Ecuador ya tenía celebrados, habiendo sido denunciados tan solo pocos días antes del cambio de mando, en clara zancadilla al régimen Moreno.

Fuente: Expreso

{loadposiion relacionados}

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...