¿Bonilla o Serrano?

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 82% (10 Votes)

0001a ROBERTOLOPEZ ef0f8

Por Roberto López

¿Qué es más feo, el PSC impidiendo que se le pida a Serrano una renuncia que jamás iba a presentar? ¿O CREO votando con Alianza País? Es decir, haciéndole el juego a Correa

0001a ROBERTOLOPEZ ef0f8Por Roberto López

Hablemos de belleza. O sea, tratemos el tema desde el punto de vista estético. ¿Qué es más feo, el PSC impidiendo que se le pida a Serrano una renuncia que jamás iba a presentar? ¿O CREO votando con Alianza País? Es decir, haciéndole el juego a Correa.

No cabe duda que lo segundo es impresentable por feo y repugnante. Pero esto se trata de política y no de estética. La estética todo el mundo la entiende. Así que aclaremos el término “política”. ¿Qué es una decisión política? Pues nada más que una decisión de gobierno. Lo
primero que hay que preguntarse entonces, es si la decisión política resulta conveniente para los intereses nacionales; o, si al contrario, es perjudicial.

¿Qué hubiera pasado si Serrano renunciaba o aun si era destituido? Que la Vicepresidente Viviana Bonilla, debía subrogarlo y ocupar la presidencia. Ahora hablemos de escenarios, pues no se puede analizar la política al margen de ellos. ¿El escenario actual ha variado en cuanto a las simpatías de la Vicepresidente Bonilla? ¿Quien la puso ahí, Moreno o Correa? Para entender esto, no hay descripción más gráfica ni mejor, que la hecha por Martín Pallares en su artículo intitulado ¿Viviana Bonilla sigue siendo la paloma cuculí de Correa? en “4 pelagatos”: “Por lo menos hasta hace apenas cinco meses, cada vez que escuchaba esta canción basada en la letra del “Romance de la niña guayaquileña” de Abel Romeo Castillo, a Rafael Correa le venía a la mente la imagen de Viviana Bonilla. Lo confesó públicamente el 20 de mayo del 2017, cuatro días antes de dejar el poder. ( http://4pelagatos.com/2017/11/08/viviana-bonilla-sigue-siendo-la-palomacuculi-de-correa/).

Puede afirmarse entonces, sin temor a equivocarnos, que permitirle a Viviana Bonilla hacerse con la Presidencia de la Asamblea, (así sea temporalmente) era darle a Correa el control sobre la misma. “Ah, pero solo hasta que se elija a la nueva” andan por ahí diciendo los ocurridos que han leído la ley de la legislatura.

A esos ingenuos lectores de la ley que no saben lo que se puede hacer con ella, va dirigida esta breve historia: hubo un presidente en un extraño país, que sin tener un partido o bloque legislativo, llegó a la Presidencia del Congreso. Cuando botaron al presidente de la República, los partidos políticos decidieron encargar la presidencia a un prohombre intachable. Lo llamaron para decirle que convoque la sesión y el respondió: “Claro. Yo la convoco. Pero si el interino soy yo, pues el único que puede convocar la sesión es el Presidente del Congreso”. Lo demás, es historia. Eso es lo que se puede hacer teniendo la presidencia de la Asamblea. Así sea por pocas horas.

Y eso es lo que impidió el Partido Social Cristiano. ¿Feo? No me hagan reír. Más feo y peligroso era darle la presidencia de la Asamblea al roedor belga. Y aquí viene el análisis del escenario en cuanto a Serrano. ¿Ha cambiado para él? Es evidente que ya no está alineado con Correa. “Ah, pero Correa lo puso”. Si, pero es evidente que se le viró. Solo piensen: el bloque de Correa quería dar paso a su destitución. Más claro no canta un gallo, ¿no?

Lo cual nos conduce al fondo del asunto y nos permite sacar conclusiones válidas.

Primero. No hay que perder el norte. El peligro es Correa. Y seguirá siéndolo hasta que sea “condenado” como dice la consulta y no pueda ser candidato ni a aguatero del Emelec. Gracias a él se ha producido el mayor atraco en la historia nacional y el territorio del Ecuador ha sido entregado como un gran mercado al narcotráfico.

Segundo: la política no se analiza con el hígado sino con la cabeza, para ver las consecuencias de las decisiones políticas. Nos guste o no Serrano, es un mal necesario y hay que mantenerlo solo porque Correa no debe adueñarse de la Asamblea a través de su “niña guayaquileña”.  Seguramente Correa ve a Serrano más feo que a ella, pero para efectos prácticos, ahora él resulta indispensable.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

Comentarios  

 
0 NO CREO NI EN EL PSC NI EN CREO — Comentario de: MIGUEL VASCONEZ 07-03-2018 01:09
YO NO CREO NI EN EL PSC NI EN CREO.
pero de los dos en el que menos creo en es en CREO.
Habrá que llamar nuevamente a Acción Democrática Nacional - esa organización sin bandera, ni partidos ni nada más que ecuatorianos de todos los sectores, que tumbaron a la junta militar del 63, impusieron a Clemente Yerovi, exigieron elecciones en el 68 y 79, tumbaron a Abdalá y se convirtieron en forajidos. Esta gente de Acción Popular - Acción Democrática Nacional desde tiempos de nuestos abuelos se ha organizado sin líder, sin plata y con la fuerza del ciudadano común. Los tratdistas lo han estudiado, como fenómeno serrano, de Quito, temporal, visceral, anárquico, de derecha, de izquierda, de trabajadores, de profesores - pero nadie ha podido definirlo ni ponerle en una caja. Este 8 de Marzo se reactivará con la nueva generación de jóvenes sin pre-conceptos, cánones ni reglas. CUIDADO. Que Humbolt definía al ecuatoriano como el pacífico que se prende sin una chispa y explosiona sin detonante. Suerte que Correa está lejos.
Denunciar comentario con contenido ofensivo
 
 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...