Ciudad de oro

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (2 Votes)

0001a spurrier

Por Walter Spurrier

La quinta pregunta en la consulta del presidente Moreno a los electores es si están de acuerdo en modificar la Constitución para prohibir “sin excepción la minería metálica en todas sus etapas, en áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos”. Según Cedatos, en encuesta de noviembre 6, el 66% de los encuestados se pronunciaba afirmativamente. Es una de tres preguntas en que el sí no alcanza 70%.

Seguramente el presidente incluyó esta pregunta ante el escándalo del socavamiento de Zaruma por la minería ilegal.

¿Prohibir todas las actividades de minería metálica en centros urbanos? Preguntémonos por qué Zaruma es una ciudad tan bella, destino turístico. Es porque ha sido ciudad próspera por siglos, desde antes de la llegada de los españoles. Esa prosperidad se debe a que se fundó en una zona rica en oro, y es el centro urbano que sirve a toda esa zona. Separar a Zaruma del oro es una sentencia de muerte.

Supongamos una mina de oro en las afueras de Zaruma. Se saca el oro. ¿Dónde se lo vende? Es inevitable que el oro se comercialice en una ciudad. Ahora se propone que la comercialización de oro en centros urbanos esté prohibida. El Banco Central tendría que abrir una oficina para comprar oro en campo abierto y evitar que haya asentamientos en su alrededor.

¿Y exportar el oro? Puerto Bolívar y Guayaquil son ciudades, y la actividad de transportar y embarcar oro tendría que realizarse fuera de centros urbanos.

En síntesis, una pregunta bienintencionada, pero cuyos alcances no se han calibrado adecuadamente. Es mejor dejar la regulación minera a la ley, no a la Constitución. Y eso sí, hacer cumplir la ley, lo que no se ha hecho en la provincia de El Oro y que ha generado un gran auge de la minería ilegal.

Hoy, excepto para localidades como Zaruma y Piñas, la minería metálica es una actividad de importancia secundaria. Pero eso va a cambiar. La minería es la actividad económica con mejores perspectivas en los próximos diez años.

Los geólogos han determinado que el cinturón cuprífero que ha hecho ricos a Chile y Perú se extiende al Ecuador, sino que a mayor profundidad. Primero se encontraron las minas de la Cordillera del Cóndor, cobre y oro. En un par de años estaremos exportando oro de Fruta del Norte, uno de los mayores descubrimientos mineros en el mundo en la última década.

Lo más reciente es un gigantesco campo de cobre y oro en Imbabura, con potencial vastamente superior a Fruta del Norte. Empresas mineras de todo el mundo vienen a Quito a conseguir derechos mineros en zonas prometedoras.

El descubridor de Fruta del Norte ha vuelto al país. Él no pudo beneficiarse a plenitud de su descubrimiento, por el mandato minero. Pero ahora está en la cordillera de Cutucú, al norte del Cóndor. Vaticina que en una década Ecuador tendrá el más elevado nivel de vida de Latinoamérica, por la explotación minera.

Quizá exagera. Pero que es el ancla para un nuevo despegue económico, seguro. El flujo de rentas y divisas mineras fortalecerá a la economía. Hay que cuidar esta gallina que pone huevos de oro. (O)

Fuente: El Universo

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...