Aún confiamos en usted

1111111111Rating 73% (3 Votes)

0001a ROBERTOLOPEZ ef0f8

Por Roberto López Moreno

La enorme deuda que el Estado mantiene con la universidad privada por concepto de devolución de IVA, debió bastar para que fueran por la sombrita sin hacer olas.


En el formidable programa de Luis Eduardo Vivanco, un ex asambleísta de AP dijo que “en medio del escándalo de corrupción de Petroecuador, algunos legisladores de Alianza País sugirieron ir en contra de las universidades privadas como una forma de eclipsar dicho escándalo”. Más o menos: “Chuta loco. Estalló. El segundo de a bordo está metido hasta las patas. Esto puede llegar hasta el hombre. Hay que arrimar el hombro. ¿Cómo desviamos la atención del público del atraco Petroecuador? Ya se: jodamos a las universidades privadas. Pondrán el grito en el cielo”.

¡Qué asco! La sociedad tiene el derecho de confiar en sus autoridades. Pero las nuestras nos engañaron. Usaron el dinero de nuestros impuestos como si hubiera estado al servicio de una mafia que echó tierra al atraco de los fondos públicos cometido por sus revolucionarios compadres, sin importar a quien dejaban en el camino. La enorme deuda que el Estado mantiene con la universidad privada por concepto de devolución de IVA, debió bastar para que fueran por la sombrita sin hacer olas. Pero no. Encima tuvieron el descaro de pretender desprestigiarla. A una universidad cuyos estándares de calidad se han adaptado al reto de las modernas formas pedagógicas de enseñanza, que destinan alrededor de 50 millones anuales a becas de estudiantes necesitados para -conjuntamente con las instituciones co-financiadas- educar al 46% de la población universitaria del país. Estoy seguro de que Lenin Moreno, ni avala el error del SRI, ni es de los que montaría semejante sainete para tapar los atracos del anterior gobierno. El es capaz de tender puentes con un sector al que -bien o mal- hay que agradecerle, pues los cientos de miles de estudiantes que se forman en la universidad privada, son una carga que esta le alivia al Estado. Si el SRI las ataca, pretendiendo obligarlas a deshacerse de sus ahorros (claro, ahí esta la impronta de Mr. tweet y su ridícula teoría del ahorro, con la que quebró al país) corroe totalmente las bases del sistema educativo. Y eso es nocivo. Aun confiamos en Ud. Lenin. Sabemos que no nos defraudará.

Fuente: Expreso

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...