Toros gringos, de cerca cuatro

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)

0001a ANDRES SERRANO 3e217 Por Andrés Serrano Velasco

 

El Socialismo Nacional en Marcha

Ya pasado el chuchaqui de la perdida por parte de Doña Hillary y a varios meses de la elección del 45avo. Presidente de estos Estados Unidos, lo que está más claro que el agua es que este personaje no podría ser un peor ejemplo del Gringo Feo, aquel estereotipo con el cual el resto del mundo juzga a todo ciudadano del Titan del Norte.

Patán hasta el colmo, mujeriego como él solo, racista, xenophobo, concuerda con mucho latino en lo de homophobo, mentiroso por naturaleza y completamente inútil como político. El desastre no podría ser más completo para la mayoría que votaron contra él. Esa mayoría sigue creciendo, pero también hay que reconocer que su base de apoyo, tal vez un 30-35% del electorado Estadounidense, le es fiel, parecería, hasta la muerte. Con un núcleo duro de racistas de primera índole, ‘cristianos’ blancos, sureños y convencidos de que el primer Presidente negro, Barak Obama es el anticristo, este grupo se cierra a toda discusión. Según ellos y según #45, toda la prensa, desde el New York Times al Boston Herald, Chicago Tribune, Los Angeles Times, Miami Herald, PBS, ABC, NBC, CNN, y todos los medios de esta índole, no solo están “vendidos” a los “liberales”, pero también reportan noticias falsas, 100% del tiempo. Los partidarios de 45 solo ven una cadena de televisión, aparentemente no leen periódicos y solo leen sitios de la Red que concuerdan con la ideología del Socialismo Nacional. La operación para descalificar a la prensa, brota desde el mismo podio presidencial y las mentiras mas audaces brotan de la boca de los Secretarios de Prensa de la Casa Blanca. Vamos meses viendo y oyendo una operación muy a lo Goebbels.

Parecería que #45 está empeñado a copiar, es más, calar, todas y cada una de las jugadas que llevaron a un tal Adolfo a acaparar las riendas del poder en Alemania en los años 30’s del siglo pasado. Sus adherentes perdonan absolutamente todo, incluyendo promesas de campaña quebradas, falta de ética frontal, tal vez hasta traición a la patria de él, su campaña y/o allegados. No van seis meses de “Presidencia” y el olor es de vaca muerta. Varias investigaciones criminales visan a sus allegados, entre ellos su nuero. El Times de Nueva York ya identifico a uno de los jugadores sucios republicanos (aquel que se invento, financio y logro armar dos burdos escándalos a Bill Clinton) como uno de los allegados del Presidente que anduvo merodeando la órbita Rusa en relación a los correos electrónicos robados de los Demócratas. Las investigaciones, eso sí se sabe, llegaran a conclusiones, tarde o temprano.

Como si todo esto no fuera suficiente, el #45 continua a ser un cero a la izquierda en todo menos “pronunciamientos” vía redes sociales. El hacer ALGO para cumplir sus burdas promesas de campaña, parece ser una quimera. El hacer ALGO para de alguna manera demonstrar que tiene madera de sus 44 predecesores, es, en estos momentos, no solo quimera pero sueño de drogadicto. Si bien ha firmado “Órdenes Ejecutivas” (las que califico como ilegales cuando Obama las uso) por decenas, sus efectos han sido negativos para el buen vivir de este país o declaradas ilegales por las cortes. Sus firmas en lo que se refiere a actas legislativas han sido, en un inmensa mayoría, simbólicas, como el nombramiento de oficinas de correos y otros actos legislativos de esa índole. Aun controlando ambas Cámaras, su partido no logra llegar a un consenso en ninguna de las áreas álgidas en la política Estadounidense de estos días.

En la esfera internacional, aparte de declaraciones de haber tenido “magnificas reuniones”, el zero a la izquierda se hace más obvio. Ya casi no se oye hablar del “muro”, o la destrucción de NAFTA, o la separación de NATO. ¿Cambio de relación comercial con China? Nada. Que China va a ayudar con lo de Corea del Norte? Nada. En este tema, #45 parece haberse pintado en la esquina, amenazando acciones duras mientras su Ministro de Defensa trata de apaciguar las aguas. Quizá el insulto más grande que, hasta hoy nos ha regalado este aspirante a dictadorzuelo, es el haberle creído a Putin que Rusia no le ayudo a ser elegido. Lo bueno aquí es que el sistema Estadounidense está basado en instituciones y que pronunciamientos del ejecutivo quedan en eso, pronunciamientos. Hasta hoy día, esta nefasta presidencia puede ser calificada como de puros “Twitts”, pronunciamientos y ni un solo acto que promueva algo que no sean los intereses del #45 y su familia.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...