Hacia una convergencia regional

1111111111Rating 20% (1 Vote)

0001a marcotorres Por Marco Torres

UNASUR se presenta como el foro apropiado para materializar la convergencia, sobre todo por la alta importancia política de este organismo y considerando, además, que debido a las varias duplicidades de foros a los países se les hace muy difícil afrontar simultáneamente todos los temas y proyectos.


En las últimas décadas los países de América del Sur han dedicado importantes esfuerzos para integrarse y han conformado una serie de organismos internacionales con ese fin. Así, se han logrado configurar esquemas de integración multidimensionales, que han coadyuvado a que los países que los conforman refuercen el cumplimiento de sus intereses internos mediante su participación activa en estos esquemas de integración.

Sin embargo, en los procesos de desarrollo de los diversos Organismos Internacionales se han generado algunas duplicidades involuntarias que consumen importantes recursos económicos, humanos y de tiempo de las autoridades y funcionarios de todo nivel de nuestros países. En este sentido, para el Ecuador es importante impulsar la convergencia para eliminar las duplicaciones de esfuerzos en el tratamiento de los mismos temas y ámbitos de trabajo, en diversas instancias, como en los sectores salud, educación, cultura, drogas, migratorio. Es indispensable promover acciones concretas que complementen los esfuerzos de los Estados Parte en áreas del interés común, considerando, además, la actual atención conferida a la consolidación de la institucionalidad de UNASUR, la reingeniería de la CAN, dificultades existentes en MERCOSUR y la importancia actual de otros organismos como ALADI, CELAC y la Alianza del Pacífico. Por ejemplo, en la Construcción de la Ciudadanía Suramericana es importante efectuar una convergencia de la CAN y del MERCOSUR en UNASUR, partiendo de la decisión de las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de los doce Estados de Suramérica, quienes el 30 de noviembre de 2012 acordaron: “iniciar la construcción de la Ciudadanía Suramericana a partir de su dimensión migratoria, considerando la ampliación de los acuerdos regionales, subregionales y bilaterales, sin perjuicio de los avances que se produzcan en otras dimensiones prioritarias”. (Decisión Nº 08/2012)

Otro ejemplo de aquello es la convergencia y complementariedad de los mecanismos de solución de controversias en materias comerciales y de inversiones, tomando en cuenta que la CAN cuenta con un mecanismo para la solución de controversias en materia comercial, que es un órgano supranacional jurisdiccional con competencia territorial en los países miembros (Tribunal de Justicia); el MERCOSUR cuenta con un Tribunal Permanente de Revisión que tiene competencia para resolver las diferencias que puedan existir entre sus países miembros respecto a temas comerciales. En la Alianza del Pacífico, los Presidentes de Chile, Colombia, México y Perú instruyeron a que se inicien negociaciones para la creación de un régimen común de solución de controversias, mientras que en UNASUR está en una etapa avanzada de negociación la creación y puesta en marcha de un mecanismo de solución de controversias en materia de inversiones, de carácter voluntario y complementario a los ya existentes. Este mecanismo se crearía mediante la suscripción de un “Acuerdo Constitutivo del Centro de Solución de Controversias en materia de Inversiones de UNASUR”, instancia con personalidad jurídica internacional, de actuación especializada, independiente e imparcial, que tendría por objeto solucionar controversias y realizar tareas de facilitación respecto a situaciones críticas en materia de inversiones.

UNASUR se presenta como el foro apropiado para materializar la convergencia, sobre todo por la alta importancia política de este organismo y considerando, además, que debido a las varias duplicidades de foros a los países se les hace muy difícil afrontar simultáneamente todos los temas y proyectos.

Para ello, es imprescindible que el gobierno del Presidente Moreno impulse como prioridad central en su política exterior el fortalecimiento de las Instancias Institucionales Permanentes en los bloques de integración, se promueva la elección del Secretario General de UNASUR, así como propender a una mayor especialidad de sus Consejos y Grupos Sectoriales de la Unión y, este esfuerzo, se evite ideologizar la integración en el ámbito de la convergencia y complementariedad con los Organismos de Integración de Suramérica y el Caribe.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...