Futuro seguro

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 63% (3 Votes)

0001a rogerstaggPor Roger Stagg

Tampoco es culpa de Guayaquil, que sus autoridades municipales de los últimos 20 años hayan tenido el acierto de planificar mejor el más eficiente aprovechamiento de su realidad geográfica local respecto de la ubicación de los nuevos puertos marítimo y aéreo

 


No es culpa de la ciudad de Guayaquil como tal, que el aeropuerto internacional de Quito tenga problemas operativos de diversa índole que obligan a retrasar vuelos y alteran la programación de los itinerarios de viaje de los pasajeros, o que por su ubicación geográfica la capital no posea un puerto marítimo y se busque la mejor forma de proveerla de servicios portuarios marítimos lo más cercanos posibles, tratando de hacerla más competitiva en relación a la urbe porteña.

La ampliación de la terminal aeroportuaria de Guayaquil será una realidad de muy corto plazo y llenará las expectativas y necesidades de las distintas empresas públicas y privadas dedicadas a la transportación aérea de carga y pasajeros, que dadas sus continuas dificultades operativas en el aeropuerto de Quito, terminarían por centralizar el grueso de sus operaciones en el primer puerto aéreo y marítimo del Ecuador, como tradicionalmente lo ha sido la urbe guayaquileña.

El más estricto cumplimiento de los horarios de vuelos es de fundamental y vital importancia en el negocio de la transportación aérea, y si el aeropuerto de Tababela no garantiza en la práctica que los aviones despeguen y aterricen conforme a la programación, disminuiría paulatinamente  su volumen de tráfico hasta quedar relegado a una terminal aérea de segundo orden, sobretodo a partir del momento en que entre en funcionamiento el nuevo complejo aeroportuario porteño en Daular, el mismo que se complementaría con el puerto de aguas profundas de Posorja.

Tampoco es culpa de Guayaquil, que sus autoridades municipales de los últimos 20 años hayan tenido el acierto de planificar mejor el más eficiente aprovechamiento de su realidad geográfica local respecto de la ubicación de los nuevos puertos marítimo y aéreo, que entrarían a trabajar el 2016 o 2017, asegurando la hegemonía porteña en la transportación nacional e internacional en general y complementándose con el correspondiente macro desarrollo urbanístico, turístico, económico, comercial, industrial, productivo, exportador, etc., que atraería nuevas inversiones, con significativo impacto multiplicador en la generación de cientos de miles de nuevos empleos.  
 
El gobierno nacional ha manifestado su intención de construir nuevos puertos marítimos, lo que es loable en cuanto a incrementar la capacidad del comercio exterior ecuatoriano e impulsar el desarrollo de poblaciones que por años han visto estancarse su progreso, pero lo que no estaría bien es que se lo quiera hacer a costillas de puertos como el de ‘Puerto Bolívar’ en Machala, que se lo dejaría solo para frutas, quitándole su actual capacidad de embarque diversificado de toda clase de mercaderías, pues terminaría perjudicando a la provincia de El Oro en muchas formas.

En esa planificación del gobierno central también se estaría contemplando un nuevo puerto de agua profundas para Guayaquil, pero nada menos que en otra provincia, en la de Santa Elena, y ni siquiera en Guayas, en sitio tan lejano como Manglaralto o Monteverde o zona similar, con lo que se trataría de ir matando lentamente el 70% del comercio internacional que entra y sale de ‘Puerto Marítimo’, que viene dando excelente servicio desde hace 50 años, cuya modernización debe y tiene que ser impulsada por el Estado a través del dragado permanente y la ampliación de sus actuales instalaciones, hasta que entre en funcionamiento el Puerto de Aguas Profundas, a construirse en Posorja según lo proyectado por el Municipio de Guayaquil.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

Comentarios  

 
-6 Excelente artículo — Comentario de: Dino Castillo 03-08-2013 07:09
Me parece excelente el artículo!! Sin embargo, la administración Municipal de Guayaquil se quedó en el pasado, sin importarle el progreso que las demás ciudades han y están logrando día a día en el mundo; SE CONFORMARON CON LAS FLORCITAS, EL ASFALTADO, Y LA EDUCACIÓN DE ESCUELAS BÁSICAS; cuando estamos en la época de Maestrías y Doctorados; de las vías rápidas; de inmensos buques que QUINTUPLICAN a los pequeños que llegan al puerto. Dejando las aspiraciones de muchos guayaquileños a que LA PERLA DEL PACÍFICO, lo siga siendo, y que de GUAYAQUIL, circule la importación proveniente de ASIA, hacia los demás PAÍSES.
Entonces, queremos que esto siga así 4 años más?? O, definitivamente votaremos por una nueva administración que NO NOS BRINDE: 1) MÁS CAOS VEHICULAR, 2) MÁS INUNDACIÓN, 3) MÁS DESIDIA A LAS DENUNCIAS DE LOS CIUDADANOS (DE UNO A OCHO AÑOS), 4) MÁS CONTAMINACIÓN
PIÉNSENLO!!! BUSQUEMOS UN NUEVO LÍDER CON UN PARTIDO LIBRE DE POLITIQUEROS Y SINVERGUENZAS
Denunciar comentario con contenido ofensivo
 

Columna Publicitaria

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


Acepta HTML?