Peor que antes…

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)

0001a melvinherrera Por Melvyn Herrera

Agradeciendo a quien me obsequió el libro, el titulo de esta nota es la conclusión a la que llegué luego de leer “Las costumbre de los ecuatorianos” obra de Osvaldo Hurtado publicada en 2007 que fue un “best seller” y ya va por su edición actualizada No. 14; la recomiendo a todo quien como yo se pregunte ¿Por qué los ecuatorianos somos así? ya que con pocas excepciones -en las que modestamente me incluyo- mayoritariamente somos: Impuntuales, fiesteros, informales, incumplidos, irrespetuosos de normas y leyes, proclives al menor esfuerzo, al alcohol y a la “sapada criolla” entre muchos otros defectos. Por todo esto y por lo que estamos viviendo, especialmente en estos 2 últimos gobiernos, pienso que somos y estamos peor que antes. Es que antes, según el libro, concluyo que fuimos unos pocos conformistas habitantes sin la inmediatez que ahora dan las comunicaciones a los 17 millones de ecuatorianos, que sin cambiar lo que somos, aspiramos a una vida mejor.

Sin justificarnos, se me ocurre que esta forma de ser es casi genética, ya que nacida en la colonia, creció en la era republicana y continua en estos días en que la pandemia desató que hasta autoridades roben a entes, a vivos y a muertos, sin un ápice de Honestidad, que es la virtud cuya palabra, que en una suerte de anticipación electoral, sin estar aún vigente la campaña, con el subtítulo “Lo que Ecuador necesita” -verdad irrefutable e impostergable- aparece en cartelones atribuidos a un posible candidato presidencial, lo que en las redes sociales se califica como un acto más de corrupción.

El libro es un repaso socio-político de nuestra historia, y pienso que todo quien es o aspira a ser dirigente social y/o político, debe releerlo para concienciarse de la realidad, ya que solo sabiendo de nuestro controvertido pasado podemos desde el presente proyectarnos al futuro. Con abundante bibliografía la obra nos lleva a reflexionar sobre los dramas vividos. Su lectura y difusión son necesarias en este tiempo de incertidumbre electoral, porque previo a febrero 2021, antes de sufragar, ya deberían haber cambiado nuestros pensamientos y actual forma de ser y actuar, para algo coincidir con lo que con optimismo asegura Hurtado, que “los valores culturales inconvenientes y perjudiciales han comenzado a modificarse, para bien del país”, de lo que, por los hechos recientes, yo discrepo absolutamente.

Coincidir con el mencionado autor, dependería de que desde este momento cerremos nuestros sentidos a los populistas y chimbadores con sus cantos de sirena, e ignoremos a quienes saquearon el país con sus hechos y luego con sus incumplimientos, porque el futuro -más el de nuestras descendencias- depende de a quienes inteligentemente el 2021 elijamos para que legislen y ejecuten en beneficio de esta nación, evitando repetir lo sucedido en estos malhadados últimos 14 años.

 

Noticias-RelacionadasPNG 95dc5

Escribir un comentario

  • Asegúrese de *Recargar* la página para mostrar un nuevo código de seguridad antes de hacer click en 'Enviar', en caso de haber ingresado un código incorrecto.

  • Código de seguridad
    Refescar

     

    Columna Publicitaria

    
    Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


    ¿Acepta HTML?

    LasMasPopulares a2cd0

    LePuedeInteresar d772d