El poder reactivador de la demanda

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)

0001A MARCO-FLORES 8bd74 Por Marco Flores

Una vez más la receta estándar de austeridad expansiva del Fondo Monetario Internacional (FMI) aplicada en Ecuador, desde antes de la pandemia, agravó la reducción de crecimiento y empleo, y aumentó la pobreza. En las grandes crisis económicas EEUU hizo justamente lo contrario de lo prescrito por el FMI en su contractiva receta a países pobres como Ecuador. Gracias a la expansión del consumo y al poder reactivador de la demanda EEUU venció la gran depresión que se inició el año 1930, venció la crisis de hipotecas de 2008 y vencerá la del Covid de 2020.

Ecuador desesperado por dinero fresco firma acuerdos social y económicamente inviables con el FMI y somete la conducción de la economía a su receta. Como los anteriores, el firmado el año 2019 también fracasó. Los desembolsos efectivos del FMI y otros multilaterales no suman ni la tercera parte de todos los 10200 millones de dólares originalmente ofrecidos. En plena pandemia y recesión Ecuador anuncia un nuevo acuerdo con el FMI que será letal para el crecimiento, el empleo y la pobreza. Entonces los fariseos de la economía saldrán a decir «es que Ecuador no hizo los deberes».

Nuestra propuesta de reactivación económica se basa en crecimiento productivo sustentado en la demanda interna, complementado con apoyos efectivos a las exportaciones y al turismo. Lo opuesto a lo que viene haciendo el Gobierno. El consumo en Ecuador explica casi el 80% del producto interno bruto (PIB). Alrededor del 65% es consumo familiar que es el más afectado por desempleo, subempleo y pandemia. El 15% restante es consumo público.

Desde mucho antes de la pandemia hemos propuesto reducir el IVA, entre otros impuestos, acciones y medidas de coyuntura. Con la pandemia destruyendo consumo y demanda, nuestra propuesta ha sido y sigue siendo reducir durante 1 año el IVA general al 8% y luego estabilizarse en 10%. El IVA en hoteles, restaurantes, cafeterías y pequeños negocios, durante 1 año reducirlo al 5% y luego estabilizarse en 8%. Transcurrido el año se evaluarán sus niveles porcentuales.

Deben además eliminarse arbitrarios recargos que cobran ciertos hoteles sobre el valor de la factura y en todos los casos la aplicación del 10% por servicio. Los empleados deben ganar un sueldo y la propina voluntaria. Es torpe y dañino pagar impuestos y recargos de al menos 22% cuando el ingreso nominal promedio por ecuatoriano es de 500 dólares mensuales y el ingreso promedio real (sin inflación) ha retrocedido 8 años, al nivel del año 2012.

Las ofertas con precios más bajos son para vender más y no menos, ganar por volumen antes que por precios elevados. Ahora mismo es necesario sostener la recaudación del IVA que ha caído fuertemente y la forma correcta de hacerlo es reactivando el consumo para apoyar la demanda y evitar que caigan más las ventas de empresas y negocios, y con ellas el empleo. Reducir el IVA es necesario y útil pero no suficiente, pero es obvio que para reactivar el consumo e impulsar el crecimiento económico hay que comenzar reduciendo el impuesto al consumo.

Escribir un comentario

  • Asegúrese de *Recargar* la página para mostrar un nuevo código de seguridad antes de hacer click en 'Enviar', en caso de haber ingresado un código incorrecto.

  • Código de seguridad
    Refescar

     

    Columna Publicitaria

    
    Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


    ¿Acepta HTML?

    LasMasPopulares a2cd0

    LePuedeInteresar d772d