Las FARC apoyan a la FaRC

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)

0001 ALBERTO DAHIK a5e16

Por Alberto Dahik Garzozi

En nada sorprende la declaración de Rodrigo Londoño, alias comandante Timochenko, actual jefe de la disidencia de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), rearmada y de nuevo en combate contra la sociedad colombiana, quien expresó: “Nos solidarizamos con el hermano pueblo del Ecuador, y sus expresiones multitudinarias de movilización popular”.

Es coherente que las FARC apoyen nuevamente a la FaRC (Familia Revolución Ciudadana) en este intento golpista. Recordemos que Jorge Briceño, el famoso Mono Jojoy, declaró que las FARC habían financiado la campaña de Rafael Correa. Esto fue absolutamente discutido y evidenciado en el Ecuador.

Las FARC, quienes también oficialmente a través de las declaraciones de Raúl Reyes, saludaron al Segundo Congreso Continental Bolivariano celebrado en Quito (ver https://youtu.be/X2kySlbqbbU) han sido incuestionables aliadas del socialismo del siglo XXI y del representante de este en el Ecuador: la FaRC. Ellas han recibido asilo territorial en Venezuela, desde donde hacían sus fechorías. Y cuando en Angostura se eliminó a uno de sus jefes, la FaRC en el Ecuador, guardó luto solemne por su financista.

Es fundamental entender esto, porque el episodio de las protestas contra una medida absolutamente necesaria y a favor de los pobres, como es quitar un infame subsidio que por más de 45 años ha dilapidado la riqueza del país, y ha impedido que se haga obra y se atienda a los pobres, es un hecho en el cual confluyen intereses protervos y antipatrióticos.

En primer lugar, el SSXXI, el cual, como proyecto multinacional, como un esfuerzo de Cuba y su inteligencia de extender su revolución y seguir viviendo parasitariamente de otros países, no se resigna a perder el Ecuador, que lo consideraba ya territorio propio, como Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua y la Argentina, país este último al cual están regresando. Apunta ese eje del mal a volver al Ecuador, y por ello ha infiltrado agentes a través de las masivas migraciones de venezolanos, que vienen a desestabilizar el Ecuador. Ya muchos de ellos han sido apresados, en evidente acción subversiva y en prueba plena de la intervención del SSXXI en este intento desestabilizador.

En segundo lugar, empujan este caos las mafias del contrabando. Siendo estos los más grandes depredadores del erario nacional, al recibir un subsidio para llevarlo fuera del país y vender sea por las fronteras o por el mar el diésel y la gasolina subsidiada, los contrabandistas están hoy financiando a taxis para que paren una ciudad, a sediciosos para que saqueen el Ecuador. Después de todo, están perdiendo un negocio multimillonario, de cientos de millones de dólares, y ante esto no van a escatimar recursos, que los tienen de sobra producto de su putrefacto negocio, para sabotear la medida y desestabilizar el país. A ellos no les interesa la democracia, no les interesan los pobres, no les interesa el futuro del Ecuador: les interesa su gigantesco y fácil negocio: compro en 1, vendo en 2 y me gano el 100% diario.

En tercer lugar, los importadores de diésel. Recordemos que el monopolio de venta de derivados, del cual goza Petroecuador, tiene como contrapartida el que esta entidad sea también el único comprador de derivados en el mercado internacional. Obviamente, se han desarrollado grupos de interés, que son intermediarios, los cuales obtienen millonarias ganancias de este negocio. Solo para ilustrar, el día martes 8 de octubre, en que tuve información fidedigna, el diésel con especificación Euro 5, estaba en Panamá a 1,95 para un pesquero. Y este precio tiene ya el margen del comercializador local. Muy por debajo del precio ecuatoriano. Con la libre importación, desaparece la ineficiencia de Petroecuador, y de quienes le venden a costo alto derivados de petróleo. Otro gremio que pierde un gran negocio.

Finalmente está la FaRC, cuyo interés de desestabilizar al país, y que se caiga el gobierno que supuestamente los traicionó al no encubrir los horrores de la década robada, han estado listos, agazapados, para desestabilizar al país con la sedición de la cual son expertos por ADN. No es extraño que se hayan tomado la Contraloría, para tratar de extinguir pruebas. No es extraño que hablen de elecciones anticipadas. No es extraño que prácticamente digan: “perdón y olvido o caos total”. ¿Acaso podemos dudar que el Ecuador les importa un pepino?

Esto ha sido perfectamente orquestado, y como dijo el día 10 de octubre Gustavo González en una columna en este Diario, difícilmente se puede creer que la precisión militar que han tenido los huelguistas sea un hecho fortuito. Estuvo totalmente planificado, y el video https://youtu.be/dq28xe6xGX4 en el cual Ricardo Patiño hace un año prepara lo que hoy está sucediendo, es una clarísima profecía. Todo está orquestado y muy bien por la FaRC, que además cuenta con muchos recursos, que sabemos los ecuatorianos de dónde vinieron.

El país ha perdido una millonada. Está herido, y son estos intereses perversos los que nos tienen así. No son medidas necesarias e inaplazables sino la conspiración, los apetitos económicos deshonestos y las transnacionales del odio y la tiranía.

Lo más importante en estos momentos es recordar que el país no puede volver jamás a un régimen controlado desde Cuba, para aniquilar nuestras libertades básicas, nuestro futuro y nuestra patria. (O)

Es coherente que las FARC apoyen nuevamente a la FaRC (Familia Revolución Ciudadana) en este intento golpista. Recordemos que Jorge Briceño, el famoso Mono Jojoy, declaró que las FARC habían financiado la campaña de Rafael Correa. Esto fue absolutamente discutido y evidenciado en el Ecuador.


Fuente: El Universo

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?