Subir el IVA producirá menor crecimiento económico y más pobreza

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (2 Votes)

0001a MARCO FLORES 65X65 336b7Por Marco Flores T.

Por el lado de la demanda el mayor impacto al incrementar el IVA sufren directamente los consumidores, porque son las familias las que deben pagar precios más altos no sólo por el porcentaje de incremento del impuesto, sino además, porque las empresas trasladan el valor del incremento impositivo que también ellas reciben al precio final de venta de los bienes y servicios que producen, haciendo que los consumidores, las familias, reciban un doble impacto negativo en su presupuesto.

Por el lado de la oferta el aumento del IVA también perjudica a las empresas que al cobrar precios más altos, verán disminuir el crecimiento de sus ventas y cuando las ventas disminuyen o no crecen lo suficiente no se genera empleo productivo y éste más bien disminuye. Peor aún, hay muchísimos pequeños emprendimientos y pequeñas PYMES que por su fragilidad no pueden resistir los impactos de mayores costos y menor demanda y terminan paralizadas o saliendo del mercado con el consiguiente perjuicio sobre el empleo. En Ecuador las PYMES constituyen el 85% de todas las empresas y son las generadoras de importantísimas plazas de trabajos sencillos desempeñados por personas humildes.

Si los resultados expuestos ya explican con claridad los daños producidos, éstos se magnifican porque el incremento del IVA que es el más regresivo de todos los impuestos hace que paguen más los que menos tienen y por si fuera poco se produciría en momentos en que la economía ecuatoriana no crece y se contrae, el desempleo y subempleo superan el 60% de la fuerza laboral, y la pobreza medida en todas sus formas también aumenta.

Afirmar que no se pueden eliminar impuestos dañinos y reducir el IVA para impulsar la actividad económica, bajo el argumento de que el déficit fiscal no lo permite es confundir la causa con el efecto, porque el déficit tiene origen en un gasto público incompatible con los ingresos fiscales pero que ha sido agravado con fuerza por la falta de dinamismo en la actividad económica y consiguiente ampliación de la recaudación tributaria. El daño causado a la competitividad productiva es por sobre todo el resultado de impuestos dañinos y excesivos, creados para cubrir ese enorme gasto público.

Es obvio que hay que ir a la causa: Reducir gastos excesivos y de mala calidad, eliminar ciertos impuestos y reducir otros. Nadie puede negar la relación inversa entre mayor carga tributaria y menor inversión y crecimiento. Los países con mejores índices de competitividad fiscal, tienen muy en cuenta no exceder los índices tributarios que hacen en un mundo globalizado de innovación permanente que la inversión vaya donde encuentra mayores seguridades y menores impuestos.

Incrementar el IVA claramente significaría que al estancamiento que ya sufre la economía ecuatoriana se sumen los efectos descritos sobre la competitividad de la producción, la demanda y la oferta de bienes y servicios, y los que con seguridad producirán mayores incentivos para la evasión tributaria y el contrabando, haciendo que el incremento esperado en la recaudación tributaria no se cumpla y que el daño causado sea amplio y generalizado, impulsando al país a la recesión y perjudicando en forma especialmente grave a la extensa población pobre del país. El que pueda ver que vea.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?