Ecuador protege derechos de migrantes en medio del covid-19 con apoyo de internacionales

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

Cancilleroa 488eb

Ecuador protege los derechos humanos de las personas migrantes durante la pandemia de la covid-19, dijo el canciller José Valencia en la XVII edición de la Mesa de Movilidad Humana que organizó el Ministerio de Relaciones Exteriores este martes 30 de junio, para revisar las acciones cumplidas desde el 1 de marzo hasta la fecha.

Por un lado, la acción gubernamental se dirigió a proteger a los ecuatorianos que quedaron en el exterior por el cierre de fronteras desde marzo y coordinar y facilitar su vuelta al país, así como a atender, a través de los consulados, a la comunidad de ecuatorianos en otros países.

Por otro, el Gobierno, con el trabajo conjunto de la cooperación internacional y la sociedad civil, ha procurado atender a los cientos de miles de extranjeros que viven en el Ecuador, y cuya situación de precariedad se ha agudizado por los efectos sanitarios y económicos de la covid-19, “que en pocos meses pasó de ser un brote epidémico local a una pandemia global”.

Esta ha tenido un impacto severo en la salud y economía de los países, siendo el Ecuador un país especialmente golpeado, dijo el ministro. Pero, a pesar de ello, el país no ha abandonado los principios constitucionales y humanitarios que le llevan a atender a las personas en movilidad humana. Debido a que no abandona esos principios, el Ecuador se ha convertido en un referente en las negociaciones multilaterales sobre movilidad humana, como el Pacto Mundial de Migraciones y el Pacto Mundial de Refugiados en 2018, a la vez que lidera el Proceso de Quito, iniciado ese mismo año por iniciativa ecuatoriana para enfrentar conjuntamente con otros países de la región el inusitado flujo de hermanos venezolanos.

Recordó también que en Quito fue sede a inicios de año del Foro Global sobre Migración y Desarrollo y que está dando seguimiento a sus resultados y ejerció la presidencia durante 2019. Igualmente, el país participó en la Conferencia de Donantes para la atención a los migrantes venezolanos, celebrada hace poco por iniciativa de España, la Unión Europea, OIM y ACNUR.

Mencionó que algunas de estas acciones son la mayor repatriación en la historia, al haber podido facilitar el retorno de más de 13.000 ecuatorianos de más de 50 países, en más de 120 vuelos, siendo casi el 25% de ellos humanitarios, sin costo para los viajeros, sea por vuelos gratuitos o pasajes de cortesía.

Tampoco ha variado la política del Estado ecuatoriano en el proceso de acogida y en facilitar un nuevo proyecto de vida a las personas que han llegado el Ecuador: casi 70.000 refugiados, en su mayoría colombianos, y 350.000 ciudadanos venezolanos inmigrantes que residen en el Ecuador.

El canciller agradeció la labor desarrollada en la emergencia por las embajadas y consulados del Ecuador y también el papel que ha cumplido y cumple la cooperación internacional en materia de movilidad humana. “El aporte de organismos como el ACNUR y la OIM ha sido crucial para el buen desarrollo de nuestras políticas migratorias y lo será aún más ahora que nos vemos abocados al desafío apremiante de combatir la pandemia de la covid-19 y, sobre todo, de articular mecanismos para enfrentar los severos problemas económicos y sociales que se derivan de la emergencia sanitaria”, dijo.

La cifra de 350.000 venezolanos en Ecuador no ha variado mayormente durante la pandemia, porque, como aclaró en el período de preguntas y respuestas el viceministro de Movilidad Humana, Carlos Alberto Velástegui, aunque hay un pequeño flujo diario de ciudadanos que pasan a Colombia para intentar regresar a Venezuela, un flujo igual de venezolanos entra al Ecuador desde el Perú, en ambos casos por pasos irregulares.

Recordó el viceministro que, durante 2019, los extranjeros residentes en el Ecuador, recibieron más de 500.000 atenciones en el sistema público de salud y que 40.000 niños y jóvenes venezolanos se enrolaron en la educación pública.

En el encuentro se analizaron las acciones ejecutadas por el Estado ecuatoriano, la Organización Internacional de Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el ámbito de la movilidad humana en los cuatro meses transcurridos desde el 1 de marzo, período en que el principal desafío ha sido la pandemia de la covid-19 y sus efectos.

Además del canciller Valencia y del viceministro Velástegui participaron en la cita el viceministro de Salud Pública, Xavier Solórzano; el representante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Ecuador, José Iván Dávalos, y la representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), María Clara Martín. El viceministro Solórzano expuso la evolución de indicadores durante la emergencia sanitaria. Además, María Clara Martín y José Iván Dávalos se refirieron a los desafíos frente a la crisis, los aportes de las personas migrantes a las comunidaddes de acogida y la necesidad de una respuesta flexible.

El diálogo fue transmitido por plataformas digitales y unas 200 personas siguieron su desarrollo, entre ellos diplomáticos extranjeros, autoridades locales ecuatorianas, miembros de la academia, y representantes de organizaciones de la sociedad civil,

La Mesa Nacional de Movilidad Humana, una iniciativa del canciller Valencia que ha congregado desde 2018 permite la participación de la sociedad civil para generar las políticas públicas pertinentes así como la concertación entre el gobierno, la sociedad civil, la cooperación internacional, la academia, ONG y otros actores.

Escribir un comentario

  • Asegúrese de *Recargar* la página para mostrar un nuevo código de seguridad antes de hacer click en 'Enviar', en caso de haber ingresado un código incorrecto.

  • Código de seguridad
    Refescar

     

    Columna Publicitaria

    
    Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


    ¿Acepta HTML?

    LasMasPopulares a2cd0

    LePuedeInteresar d772d