Radical oposición a premiar la ineficiencia

Nebot advierte al Gobierno, el pueblo no tiene por qué pagar la farra del Estado

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 68% (4 Votes)

WEB20190109JAIMENEBOT_32259.jpg0aaaacon video new

"El Estado farrea y el pueblo trabaja para pagar". Así resumió el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, las decisiones del Gobierno del presidente Lenín Moreno, de eliminar los subsidios al diésel. "Que el pueblo de Guayaquil esté alerta, porque si esta situación no se corrige, aquí van a ver problemas serios".

Para Nebot está visión fiscalista viene, en parte, del Ministerio de Finanzas y de Senpaldes (Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo).

Mencionó que, en el Municipio de Guayaquil, 15 dólares de cada 100 se dedican al pago laboral, y 85 de cada 100 dólares, van a la obra, "y resulta que eso hay que castigar y premiar al que hace al revés; es decir, al que coge la plata del pueblo para pagar su ineficiencia, su piponazgo, su exceso de personal, y al pueblo le da la migaja de su propia plata. Bueno, que el pueblo de Guayaquil esté alerta, porque si esta situación no se corrige, aquí van a ver problemas serios".

"Eficiencia es que se gaste poco (15 dólares) y que invierta mucho (85 dólares); no sacarle más dinero al pueblo, otra vez es la misma teoría que los combustibles. Aquí tenemos que trabajar para el ineficiente, tenemos que trabajar perjudicando al que genera con su sudor y esfuerzo, quitándole su prosperidad, para generarle felicidad y prosperidad al que gasta y que dilapida...".

Según Nebot, el Gobierno está pasando de la intención de suprimir un subsidio a la intención de hacer que el pueblo lo subsidie.

 "Yo no quiero hacer escándalo, el pueblo de Guayaquil, como el de otras administraciones eficientes debe tener un poco de paciencia. Se me ha dicho que esto se va arreglar, pero tenemos casi tres meses conversando, perdóneme la expresión, pero están 'hueviando', y eso no lo va a tolerar el pueblo de Guayaquil".

Ayer se podía obtener diésel en el mercado internacional, puesto en el Ecuador, incluyendo flete y almacenamiento, en 1,90 centavos el galón, sin embargo, el precio que anuncia el Gobierno es 2,35 dólares por cada galón, es decir ahí hay un margen de 0,45 centavos dólares por galón que el gobierno no tiene porque ganarlo, ese es un impuesto al combustible, y eso perjudica a los ecuatorianos, eso no está bien.

"A título de qué algo que cuesta 1,90 (galón del diésel), se quiere vender en 2,35 dólares, eso no es correcto", dijo el burgomaestre.

 

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?