La gasolina empuja los precios de los mariscos

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

MARISCOS 10442

Saltó a bordo un nuevo problema a las embarcaciones de los pescadores artesanales de tres provincias: Los Ríos, Galápagos, una parte de El Oro y del Golfo de Guayaquil. El precio de la gasolina extra y ecopaís subió de 1,48 dólares a $ 1,85, pero ellos están pagando hasta $ 2,25. El sector espera que las autoridades sean sensibles y solucionen el problema.

“No queremos afectar a nuestros consumidores, pero tendremos que subirles el precio a nuestros productos del mar”, indicó a Diario EXPRESO Dionisio Zapata, presidente de la cooperativa Copropag, de la isla Santa Cruz, Galápagos.

El gremio agrupa a 1.000 pescadores y 300 embarcaciones. Entre los pescados que capturan están el bacalao, palometa, pargo rojo, camotillo, blanquillo, atún, dorado, etc.

Zapata explicó que la libra del bacalao en la cooperativa está a $ 3,10, el camotillo, a $ 2,60 y la albacora, a $ 2,80. “Para solventar el gasto adicional que hay ahora con el combustible tendrían que subir entre 0,10 y 0,20 de dólar. Pero esperamos no tener que hacerlo y que las autoridades den una solución”.

El inconveniente no solo está en el precio del combustible, sino en que estas áreas no pueden utilizar el combustible que es para el sector el galón cuesta 0,92 dólares.

Las estaciones no quedan cerca para todos. “Si Puná va y compra en Villamil de Playas ese combustible cuesta 1,75 dólares, por el precio de transportarlo”, dijo Cruz.

Agregó que las gasolineras no venden a los pescadores, pero sí al comerciante, quien va a la Caraguay y lo oferta a más de 1,85 dólares.

Existen estaciones del combustible para los pescadores artesanales en Villamil Playas, uno del gremio y otro de Petrocomercial. En la península de Santa Elena hay uno en Chanduy, uno en Anconcito, tres en Santa Rosa de Salinas, uno en San Pablo, uno en Palmar y uno en San Pedro.

Entonces, las provincias de Santa Elena, Esmeraldas y Manabí no tienn este problema, porque tienen estaciones para los pescadores.

Se calcula que 250 embarcaciones consumen 540 galones de gasolina en un día de trabajo. Se estima que al año, con el nuevo precio ($ 1,85) pagarán más de $ 11,9 millones. El incremento es de un 27 % y esto es lo que les afecta.

Esperan que el Gobierno les dé algún tipo de compensación, para las provincias -que por la distancia- no pueden comprar la gasolina para el sector a 0,92 dólares.

El sector se reunió con las autoridades del ministerio de Producción, donde explicaron toda esta problemática. Para este lunes el gremio tiene una cita con el vicepresidente Otto Sonnenholzner, con la meta de encontrar una solución.

Piratas y cobros altos de utensilios

Los cangrejeros indicaron que ellos necesitan cobrar la plancha 30 dólares más, para poder cancelar los precios de combustible que pagan.

Ellos junto a los pescadores tienen otros problemas como los ataques de los piratas, quienes les roban la pesca, los motores y a veces las embarcaciones. A ello se suma que las herramientas de trabajo subieron de precio después que se encareció el combustible.

La malla para pescar costaba $ 12,50 y ahora cuesta $ 15,50. El par de bujías antes estaba a $ 2,50 y en estos días ya las vendían a $ 3,50, según los cangrejeros y pescadores que se reunieron ayer en la sede de Guayaquil, de la Fenacopec. (EXPRESO)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...