Gobierno aclarará este martes el decreto del precio del diésel

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

Transportistas 90962

El Gobierno emitirá un nuevo decreto sobre la reducción de los subsidios a los combustibles. El objetivo es aclarar la aplicación del primero y evitar alzas de precios y protestas sin motivo.

La ministra del Interior y encargada de la Secretaría de la Política, María Paula Romo, confirmó que hoy, 8 de enero del 2019, se emitirá este nuevo documento. Aclaró que si bien el Decreto 619 -que fue emitido el 26 de diciembre- incluye la necesidad de buscar mecanismos para acercar el precio del diésel industrial a los precios internacionales, la medida excluye totalmente al transporte.

Añadió que los dirigentes de la transportación no tienen ningún motivo para adoptar alguna medida de protesta, porque dicho combustible no ha subido ni subirá de los USD 1,037 que se exhibe en todas las gasolineras del país.

“Es innecesario hablar sobre cupos y compensaciones, hablar sobre número de galones, porque ni una sola medida se ha modificado para los transportistas de carga y de transporte público”.

“Eso ratifica -dijo Romo-que no hay conflicto con sectores que usan Diésel. Para usuarios de extra que podrían requerir compensación, seguimos trabajando opciones”.

Mientras tanto, en el gremio de los transportistas crece la división. Por un lado, las dirigencias nacionales de las diferentes ramas del transporte se acercan a un acuerdo con el Gobierno y por otro, las directivas provinciales siguen con las movilizaciones sociales.

Por ejemplo, la Unión Provincial de Transporte Escolar del Guayas rechaza de plano la propuesta gubernamental. Ayer (7 de enero) incluso hizo una movilización pacífica para pedir la derogación del Decreto. Henry Pinto, su presidente, manifestó que los cupos de compensación no son factibles para la Asociación.

“Esa medida de compensación se basa en una tarjeta electrónica recargable dependiendo de los cupos, le llaman cupos a los galones que utilizamos nosotros”, explicó.

El dirigente identifica varios problemas en esta alternativa. Primero, que la tarjeta electrónica no es fácil de producir mientras que el incremento entrará en vigencia la próxima semana. Segundo, recordó que el Gobierno ya tiene deudas con los transportistas, como los USD 5 millones del Plan Renova de unidades.

Asimismo, la Prefederación de Transportistas de la Sierra Norte -aglutina a taxis, transporte escolar, urbano, liviano y pesado- exigió ayer la derogación del Decreto.

Los representantes de este gremio, que congrega a 6 000 transportistas de Imbabura, Carchi, Pedro Moncayo (Pichincha) y norte de Esmeraldas, expusieron su desacuerdo por el incremento de la gasolina y el diésel y con la compensación para que los transportistas no resulten afectados con la eliminación de los subsidios de los carburantes.

Marcelo Andrade, presidente de la Prefederación, mostró su desacuerdo por las negociaciones efectuadas por la Federación de Taxis del Ecuador, aunque aclaró que no pertenecen a ese gremio.

En la capital azuaya, solo el gremio del taxismo ha descartado cualquier medida de hecho en contra del Gobierno, tras el acuerdo de implementar bonos y tarjetas de compensación de la gasolina. Mientras que los servicios de transportes urbano, escolar e interprovincial esperan mantener reuniones para presentar sus propuestas.

En Quito, en cambio, se movilizaron los choferes que integran la Unión de Transporte de Carga Liviana y Mixta de Pichincha. También pidieron la derogación. Medidas parecidas se registraron en Machala, Quevedo y Santa Elena.

Para la 15:00 de ayer, los dirigentes nacionales fueron convocados a una reunión en Carondelet. Pero Carlos Brunis, de la Unión de Taxis, informó que la cita fue pospuesta para hoy. Dijo que no recibieron una explicación. Sin embargo, otra reunión se realizó a la misma hora en la Plataforma Financiera, en la capital.

Luego de esa cita, el presidente de la Federación de Transporte Pesado del Ecuador, Luis Felipe Vizcaíno, y el presidente de la Federación de Transporte Interprovincial de Pasajeros, Abel Gómez, dos de los gremios participantes, salieron satisfechos.

“Va a haber una reforma al Decreto, el diésel no va a subir”, manifestó Vizcaíno, mientras Gómez espera que hoy mismo se concrete en un documento ese acuerdo verbal, que ya había sido anunciado temprano por Romo.

Argumentaron que el diésel es el combustible que beneficia a los sectores más vulnerables y que la intención de ellos no es defender a los sectores pudientes. En esa cita, que duró alrededor de dos horas, también estuvo Santiago Cuesta, consejero presidencial y de Gobierno. Él ofreció que el precio se mantendrá.

Roberto Custode, consultor de movilidad, dice que los transportistas gozan de “un poder político que les ha dado ciertas prebendas que ningún gobierno va a poder eliminar de la noche a la mañana”.

Considera que en la coyuntura el Estado debería estudiar un “mecanismo para la cuantificación del subsidio a estos operadores”. Comentó que en Colombia se implementó un registro electrónico vehicular, de un adhesivo con un chip para medir los recorridos para evitar un “dispendio de recursos públicos”. (El Comercio)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...