Empresarios preocupados ante posibilidad de un alza del IVA

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

Roberto Aspiazu f6e81

El gobierno ecuatoriano ultima el diseño de un Plan Económico que define la hoja de ruta del país hasta 2021, cuando concluye el mandato del Lenín Moreno, en funciones desde el 24 de mayo de 2017. El anuncio estaba inicialmente previsto para este lunes, sin embargo, un pedido del sector empresarial postergó la decisión para finales de mes.

Además, fue necesario que la nueva ministra, María Elsa Viteri, posesionada el martes anterior en reemplazo de Carlos de la Torre, incluya su visión.

El presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, Roberto Aspiazu, dialogó con la Agencia Andes sobre los aspectos que el sector considera que deben ser incorporados en el Plan gubernamental. Apuntan a la disciplina fiscal (reducción de gasto público) y, sobre todo, incentivos para promover la inversión privada y extranjera. Se oponen al incremento de tributos como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 2 o 3 puntos, lo cual se estaría analizando desde el Ejecutivo.

¿Qué espera el sector empresarial del Plan Económico que implementará el gobierno?

El plan económico debió darse a conocer cuando arrancó el Gobierno hace 10 meses; por diferentes motivos ajenos a nuestro alcance se ha venido postergando hasta el momento.

Al interior del propio Gobierno existían diferencias sobre el alcance, los contenidos del plan económico y era totalmente lógico que la nueva funcionaria tuviera un tiempo prudencial para conocerlo y poder formular de modo propio su propuesta al presidente de la República, que tendrá que tomar una decisión.

Por lo pronto, nos complace que haya hecho un reconocimiento público respecto a que cualquier ajuste que contenga el plan económico tendrá que corresponder al sector gubernamental. Es la primera vez que escuchamos esto en muchos años y desde ese punto de vista, lo que están haciendo es validar el propio discurso que hemos venidos manejando que se requiere un programa que considere disciplina fiscal a fondo no medias tintas.

¿Cuál debería ser el recorte del presupuesto del Estado?

Si tiene un presupuesto en 36.000 millones de dólares no puede ser que el anterior ministro de Finanzas haya salido a decir, en los días previos a su renuncia, que se estaba presentando un recorte de 300 millones de dólares que representa el 1%, cuando, según la palabra del presidente Moreno, los recortes en los ministerios sería de entre 5% y 10%, es decir entre 1600 y 1800 millones de dólares.

La renegociación de los contratos petroleros y principalmente aquel con Schlumberger (la tarifa que el Estado acordó pagar por barril de crudo bajó de 29,85 a 19,50 dólares) ha significado el año pasado un ahorro en el orden de 1.600 millones de dólares y este año podría proyectar unos 2.000 millones. Si sumamos esto al recorte en el Presupuesto General del Estado (PGE) estamos hablando de una suma importante que permitiría darle mayor racionalidad al déficit fiscal, para que no dependamos de continuar con un proceso agresivo de endeudamiento público interno y externo que está al límite. En los últimos meses hemos llegado a ritmos de casi 1.000 millones de dólares por mes, que es un ritmo insostenible.

¿Qué pasa con la inversión?

El proyecto de ley de Inversiones presentado por el ministro (de Comercio Exterior) Pablo Campana, está en conocimiento del presidente de la República, me imagino que la nueva ministra de Finanzas tendrá que dar su parecer, pero del borrador que hemos podido revisar opinamos que apunta en la dirección correcta, una de las líneas es la relacionada a fortalecer las alianzas público-privadas, uno de cuyos medios es procurar que las condiciones de acceso a este mecanismo, que contiene beneficios tributarios, sea más expedita, que no sea tan burocratizada o condicionada a requisitos difíciles de cumplir. Eso puede desalentar a cualquier inversionista.

Es muy importante avanzar en esa dirección frente a la inevitable limitación del Estado ecuatoriano de invertir por problemas de carácter fiscal, Indiscutiblemente, la inversión privada está llamada a sustituir en muchos sectores la limitación que tiene la inversión pública.

¿Qué nuevos impuestos le preocupan al sector?

Sin necesidad de volver a incrementar impuestos, en enero del presente año, ha habido un aumento del 9% de la recaudación tributaria, esa es una señal buena, inclusive para desestimar la posible aplicación de nuevos tributos, como subir 2 o 3 puntos del Impuesto al Valor Agregado (IVA), conforme se ha estado considerando en el Plan Económico que ha venido discutiendo el Gobierno. Quiero alentar el pronunciamiento de la Ministra Viteri, en el sentido de que no debe apuntar por ahí la salida.

Eso nos preocupa mucho a nosotros, más allá de que políticamente no hay las condiciones objetivas para aprobar un programa que contemple el aumento de impuestos. En el seno de la Legislatura, el Gobierno no tiene una mayoría realmente sólida como sucedía en el pasado, ahora tiene apenas 44 asambleístas que si bien configuran el mayor bloque legislativo, no representan ni de lejos la mayoría que estarían requiriendo.

El subsidio a los combustibles es un tema que termina siempre al margen de cualquier medida por el costo político. ¿Cuál es la posición del sector empresarial?

De esto hemos venido hablando insistentemente desde los años 80, 90, la primera década de los 2000 y ahora este tema no es nuevo. Esto siempre ha estado en consideración, es una opción, pero evidentemente tiene un costo político,. Se considera la posibilidad de utilizar plataformas tecnológicas, por ejemplo, en el tema del combustible para asignar cupos a los usuarios, de forma tal que si por algún motivo supera el cupo asignado, usted tiene que pagar el valor internacional del combustible, particularmente, en el caso de la gasolina.

Se estima actualmente, que la gasolina súper está subsidiada en unos 55 centavos de dólar y la gasolina extra, en unos 65 centavos de dólar. Entonces, no estamos hablando de cifras descomunales, considerando los actuales precios internacionales del crudo.

¿Tienen previsto reunirse con las autoridades de gobierno?

Que yo sepa no tendemos una reunión en firme todavía, pero esa posibilidad está abierta, pero si hay la posibilidad de concertar el plan económico, eso sería lo deseable, porque sería darle a los actores económicos una clara señal de que hay, hasta cierto punto, un acuerdo público privado para llevarlo adelante.

Otro tema que consideramos importante es no repetir los errores del pasado, pensar que por el lado de las restricciones comerciales, de aumento de aranceles vamos a tener una salida, no va por ahí el camino, ya lo hemos experimentado en repetidas ocasiones, en el pasado mediato e inmediato y el resultado: no hay mesa servida. (Andes)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...