Tropiezos toreros y sus consecuencias

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 10% (1 Vote)

BARCELONA 5abf5

Hoy es prácticamente irrefutable el presente futbolístico de Barcelona, es el puntero del campeonato nacional y ha ganado todos sus partidos, al menos, anotando dos goles por encuentro. Supremacía total. Sin embargo, es innegable el hueco financiero que tiene el club más laureado del fútbol ecuatoriano y, a priori a esta racha actual, situaciones deportivas han desencadenado en vacíos económicos.

Desde aquel inédito resultado contra Macará en el estadio Monumental -que nunca había ganado en el campo de Barcelona-, en diciembre pasado, hasta la pérdida de la primera etapa, que lo hubiera colocado directamente en la próxima edición de Copa Libertadores.

Todos estos resbalones han generado desfases económicos en el club, que a la par debe saldar cuentas millonarias a exjugadores y a propios (como el caso de Ariel Nahuelpán).

Luego de aquella derrota ante Macará, Juan Alfredo Cuentas -vicepresidente financiero del club- se sinceró con la afición y contó que “no clasificar a Copa Libertadores trastoca toda la planificación financiera que teníamos para el año entrante (2018). Nosotros contamos con esa plata y, lastimosamente, ya no podremos incluirla”.

Y como aquel dinero que no pudo ingresar a las arcas canarias, la venta de Érick Castillo, para expertos en el deporte, pudo ser mejor aprovechada.

“Érick Castillo había tenido una temporada excepcional en Barcelona, fue clave en varios partidos. Con los valores de hoy en el mercado, creo que su venta pudo ser en una cifra más alta”, explicó el exjugador del Ídolo, Janio Pinto.

Aunque Barcelona perdió el tren a la Libertadores 2019 en el primer semestre, Alfaro Moreno -vicepresidente deportivo- acepta que “por errores nuestros se nos escapó la primera etapa, pero estamos primeros en la acumulada y vamos a luchar por ganarla, jugar la final y lograr también el pase a Copa Libertadores”. SDP

Para nuevo presidente de Barcelona

Asoma un nuevo candidato

Aunque todavía le queda un año más al mandato de José Francisco Cevallos como presidente de Barcelona, ya es inminente que quien intentará reemplazar al exportero es un dirigente actual (Alfaro Moreno).

Sin embargo, ayer se hizo público que el popular representante de futbolistas, José Chamorro, tiene todas las intenciones de sentarse en la silla grande de Barcelona.

“Pienso ser presidente de Barcelona, en serio te lo digo”, manifestó con certeza Chamorro durante su entrevista en Tarjeta Dorada.

Chamorro tendría la intención de candidatizarse en las elecciones del nuevo ciclo que inicia en 2020 o en las siguientes en 2023.

Por ahora, solo el vicepresidente deportivo del club, Alfaro Moreno, y Chamorro han puesto a la luz sus intenciones de presidir el club. Aún hay tiempo para conocer nuevos nombres.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...